Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Liga Chilena

RACING

Racing: ni rastro del campeón

Racing sigue sin ganar en Superliga y el nerviosismo comienza a instaurarse en la plantilla del último campeón de Argentina, del que apenas queda rastro.

Racing: ni rastro del campeón

A veces hay cosas que se escapan de la comprensión de los aficionados. Cómo en apenas unos meses un equipo puede pasar de alcanzar la gloria proclamándose campeón de la Superliga y maravillar a todo un país con su juego a ser eliminado por un club de Federal A de la Copa Argentina y no conseguir la victoria en cuatro fechas de campeonato. Todo ello sin haber sufrido grandes bajas y con fichajes de calidad. Pero así es Racing. Capaz de lo mejor y lo peor de la noche a la mañana.

Parece imposible que un equipo que se ha reforzado con las llegadas de Matías Rojas, David Barbona o Nicolás Reniero, entre otros, atraviese un momento tan delicado como el de ahora. Es cierto que han perdido un gran talento como lo era Renzo Saravia (Porto), pero no parece excusa suficiente. Ahora Racing no juega bien, no combina como antes, falta chispa, garra, orgullo. Falta concentración atrás, Arias no puede salvar siempre las malas acciones de la defensa, y lo más preocupante de todo: falta gol.

Contra Boca Unidos, en la primera ronda de la Copa Argentina, los de Coudet no fueron capaces de anotar durante el tiempo reglamentario y en los penales acusaron falta de cierto y se quedaron fuera de la competición a la primera de cambio. Después de este varapalo y sin más torneos en el frente que el local, la Academia comenzaba la Superliga con la ilusión de reeditar su actuación pasada. Sin embargo, se topó con un Unión de Santa Fe que le sacó los colores y no pudo pasar del empate. 

En la segunda fecha, el campeón visitaba Liniers, un campo siempre complicado. Y durante el primer tiempo se vio a un Racing plano, sin ideas, completamente anulado por Vélez que le endosó un 2-0 al descanso. Sin embargo, los del Chacho reaccionaron en la segunda parte y consiguieron empatar el encuentro, dejando chispazos que recordaron al Racing de la pasada campaña.

Pero llegó River y, si quedaba algo a lo que agarrarse para ser optimistas con el conjunto de Avellaneda, el Millonario lo fulminó. Goleada y humillación en el Cilindro y cero rastro del campeón. Racing pensaba sanar sus heridas ganando al recién ascendido Central Córdoba en Santiago del Estero, pero nada más lejos de la realidad, los locales aguantaron y sacaron un empate que no le sirve de nada a la Academia. 

Parece que los nuevos fichajes no carburan. Matías Rojas está a años luz del nivel mostrado en Defensa y Justicia y los laterales no son tan incisivos como antes. Arriba falta mucho trabajo por hacer. Cvitanich, Cristaldo y Lisandro López lo intentan, pero no hay precisión ni entendimiento entre ellos. La llegada de Reniero debería agitar al equipo arriba, pero todavía es pronto para valorarle. Uno de los que más está tirando de Racing es Iván Pillud, que el año pasado permaneció en un segundo plano y esta temporada quiere volver a tener la confianza del técnico. 

Y por si fueran pocos los males de "El Primer Grande", Augusto Solari sufrió ayer una rotura de ligamentos y estará 6 meses sin poder pisar las canchas. Baja muy sensible para un Coudet que se queda sin tiempo y al que comienzan a salir los detractores.