Competición
  • Copa Sudamericana
  • Champions League
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Copa Argentina
Copa Sudamericana
Liga Uruguaya - Clausura
Racing de Montevideo Racing de Montevideo RAM

-

Club River Plate Club River Plate RIV

-

Club Atlético Juventud Club Atlético Juventud JUV

-

Progreso Progreso

-

Cerro Largo Cerro Largo CEL

-

Defensor Sporting Defensor Sporting DEF

-

Rampla Juniors Rampla Juniors RAM

-

Peñarol Peñarol PÑL

-

Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

-

River Plate River Plate RP

-

VÉLEZ 2 - RACING 2

Racing lo empató en el final

Vélez ganaba en Liniers con goles de Nico Domínguez y Maxi Romero, pero se quedó y Racing con goles de Nery Domínguez y Pillud lograron el empate.

Racing lo empató en el final

Vélez tras su caida ante Talleres, buscaba en el José Amalfitani la recuperación ante un Racing que no pudo salir del cero ante Unión y quería su primera victoria en la defensa del título.

El local manejó mejor la pelota en los primeros minutos, explotando los espacios y obligando a Racing a mantener una postura mas defensiva. Pero La Academia no resignaba la ofensiva: una dejada de Cristaldo en la medialuna para que Zaracho le pegue apenas desviado. Avisaba también la visita.

Y pasada la media hora, de una recuperación de Giménez llegó el gol del local: Almada cambia para Guidara y éste la vuelve a cambiar para Nico Domínguez, que la clava de zurda al ángulo derecho de Arias. Un golazo de Vélez que no era impreciso en ese momento.

Era un monólogo del Fortín y merecidamente, llegaba el segundo. Pérdida de Marcelo Díaz ante Domínguez, que desemboca en Bouzat, que mete el centro y Maxi Romero por el segundo palo convierte el segundo, poniendo justicia al marcador. Racing pedía urgente el entretiempo.

La visita salió al segundo tiempo a buscar el descuento, con las subidas de Solari por derecha, pero Vélez tomó las riendas como en el primer tiempo y siempre fue mas peligroso que cualquier intento del campeón defensor.

Pero siempre la pelota parada puede generar goles fuera de contexto, y de un corner, un gran centro de Montoya que cabecea Zaracho al medio y Nery Domínguez descuenta en un momento impensado.

Y de ese gol, Racing fue, sin fútbol pero con empuje, aprovechó el envión. El descuento había hecho un vuelco al trámite del partido y el que dominó era el visitante, que buscaba el empate.

Y de una pifia de Abram casi llegó la igualdad: le quedó el remate de Nery Domínguez que Hoyos da rebote, y el arquero en una extraordinaria recuperación se la saca en la línea a Pillud. De manera increíble se salvaba el local. La impaciencia se hacía evidente en el público en Liniers que veía cómo se quedaba su equipo.

Y tanto va el agua al cántaro... un gran cambio de frente de Cvitanich a Iván Pillud que controla y remata cruzado para convertir el empate, que ya merecía Racing por todo lo hecho en el segundo tiempo. Vélez se desmoronó en los últimos 30 minutos de partido.

Y no hubo tiempo para mas, Vélez salió pero ya muy tarde, una noche decepcionante para los de Heinze luego de un gran primer tiempo. Racing se fue conforme luego de cómo fue el trámite de la etapa inicial.