NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022

La copa falsa de Messi en la final del Mundial

El astro argentino dio la vuelta olímpica tras ganar la final del Mundial de Qatar 2022 con un trofeo que no era el oficial de la FIFA.

Actualizado a
Argentina's forward #10 Lionel Messi lifts the FIFA World Cup Trophy as he celebrateswith supporters winning the Qatar 2022 World Cup final football match between Argentina and France at Lusail Stadium in Lusail, north of Doha on December 18, 2022. (Photo by Kirill KUDRYAVTSEV / AFP)
KIRILL KUDRYAVTSEVAFP

Argentina alzó al cielo de Doha la Copa del Mundo tras décadas de búsqueda. El 18 de diciembre, Leo Messi finalmente logró colocar su nombre entre los pocos héroes que han logrado ganarlo todo. Sin embargo, el capitán de la albiceleste celebró durante unos minutos con una réplica exacta a la original que levantaron Casillas, Lloris, Cannavaro o Cafú y que, curiosamente, fue con la que alcanzó el récord de ‘me gustas’ en Instagram, 74.362.000 en su cuenta oficial. El trofeo imitación era propiedad de una familia argentina presente en el campo durante el gran partido.

Hay historias que por mucho que se lean parecen salidas de una novela de García Márquez. La familia, dueña del trofeo, llegó a Doha procedente de Buenos Aires con la ilusión de ver a su albiceleste lograr la tan ansiada tercera estrella. En medio de la locura tras la tanda de penaltis, de una forma u otra, su particular trofeo fue corriendo de mano en mano hasta llegar al verde del Lusail Stadium. El ya eterno ‘10′ de la Albiceleste tomó la imitación para llevarla en volandas por todo el estadio, hasta que Ángel Di María llegaría a su vera para contarle lo sucedido. El ‘Fideo’ le explicaría entonces a Messi que esa copa no era la de la FIFA, si no una réplica y que la verdadera era la que sostenía el de la Juventus. La felicidad del rosarino era tal que solo pudo reír ante tal hecho tan surrealista a la par que anecdótico de un día que ya es historia para Argentina.

Un par de días después de la final, Fernando de la orden, fotógrafo de los diarios Clarín y Olé, publicó en Instagram el momento exacto en el que Di María le comentaba a Messi lo sucedido. “Di María le decía a Leo que había dado la vuelta con una copa ‘trucha’. El tenía la verdadera, por eso se reían”, respondió ante la pregunta de otro colega, Santiago Bluguermann. Los dueños de la imitación aparecieron en escena. Tan buena era la imitación de la copa ‘trucha’ que ningún jugador ni personal del staff se dio cuenta del error. Sea como fuere, Leo Messi recreó la tan icónica foto de Maradona en el 86, con la única diferencia de ver a Lautaro Martínez sentado en el travesaño del arco. Con un trofeo falso, muchos internautas han culpado a la familia por el descalabro, aunque Messi se tomase con sorna el momento tras descubrir el pastel.

“Antes del Mundial contactamos a gente que se dedica a hacer copas y tardó seis meses en fabricarla. Tiene el peso de la original, está hecha con resina y cuarzo en el interior y bañada con una pintura símil oro. Hay algunos detalles, marcas y relieves que no son similares, pero la diferencia es mínima”, explicaba el matrimonio a Clarín. “La idea era que los jugadores pudieran firmarla, pero al final la Copa entró tres veces al campo de juego. La primera se la llevó un familiar de Leandro Paredes, y la firmó. La segunda vez nos la piden y estuvo 45 minutos, pasaba de un jugador a otro, de un familiar a otro, y se sacaban fotos. En la tribuna me decían ‘perdiste la Copa’. Nos divertíamos, pero queríamos que volviera. Ahí le grité a un par de jugadores ‘si ves la Copa que tiene Paredes es la nuestra’, y al final la trajo Lautaro Martínez, que también la firmó. Ahí vino personal de la FIFA y nos la pidió para confirmar que no era la original”.

“Cuando empezamos a ver las fotos nos dimos cuenta de que Leo la había levantado. Vimos detalles, sobre todo de la parte de abajo, que confirmaron que era la nuestra. Antonella (la mujer de Messi) levantó esta copa, también uno de los hijos de Messi”, comentaría la familia. La anécdota ya quedará para siempre en el seno de la familia argentina como una de esas historias que nadie creería, de no ser por la foto del propio Messi.

El Winner Trophy solo estuvo presente en el momento de la ceremonia de entrega a los nuevos campeones. Tras finalizar esta, por protocolo, la FIFA devuelve la copa a Zúrich (Suiza) donde tiene su sede oficial el máximo organismo del fútbol internacional. En ese momento, a Argentina se le entregó la ‘copia oficial’ de la organización, acción que estaba en constancia de los jugadores. Durante media hora, dos copas del mundo llegaron a coincidir en el terreno de juego. Sin embargo, lo que no se sabe es si en algún momento llegaron a coincidir las tres copas (la verdadera, la copa original y la ‘trucha’) en el verde del Lusail.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?