NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | ARGENTINA - FRANCIA

De Son Caliu a la final del Mundial

Scaloni comenzó su andadura como entrenador en el equipo de cadetes del club de Calviá. Allí recuerdan que “era uno más entre los chicos” y que “regalaba sus botas de profesional al jugador más destacado en cada partido”.

Actualizado a
De Son Caliu a la final del Mundial
Stats Perform

Lionel Scaloni está a un paso de tocar el cielo con las manos. El seleccionador argentino tiene la posibilidad de convertirse en el técnico que logra el tercer Mundial con la Albiceleste. Por delante hay 90 minutos, 120 en caso de prórroga y si no se rompe el empate tendrá que decidirse en la tanda de penaltis, ante la Francia de Mbappé, Griezmann y Deschamps. El camino de Argentina hasta la final es conocido por todos, pero AS se remonta a los orígenes como entrenador de Scaloni y ahí es cuando aparece Son Caliu.

Scaloni acabó su carrera futbolística en el Atalanta, antes había jugado en Depor, Racing, Mallorca, Lazio y West Ham. Cuando colgó las botas se fue a vivir a Mallorca. En la isla había conocido a su mujer durante su etapa como jugador (2007/09) y estableció su nueva vida allí. Una vez que terminó en 2016 el curso de entrenador, época en la que tuvo a Luis de la Fuente como profesor, necesitaba un equipo en el que hacer las prácticas de entrenador, pero en pleno diciembre y a mitad de temporada es difícil encontrar un club. Fue entonces cuando se acercó al Son Caliu. “Scaloni viene porque vive cerca del club y sus hijos van a un colegio próximo. Necesitaba unas horas de prácticas que convalidar y al no poder ser primer entrenador porque estaban todos los puestos ocupados se le ofreció ser el segundo técnico del cadete. Cuando llegó tácticamente estaba formado, pero le faltaba la gestión de grupos”, cuenta Juan Muñoz, presidente del Son Caliu.

El técnico, de 44 años, pasó seis meses en el equipo de Calviá dejando un gran recuerdo entre club, aficionados y jugadores. Rafa León, director deportivo del Son Caliu y del Recreativo Son Caliu, se rinde ante la sencillez de Scaloni: “Era uno más entre los chicos. Iba con ellos a los pueblos, los llevaba en su coche o compartía con otros. Quería a los chavales como si fueran sus hijos hasta el punto que les prometió que les iba a regalar unas botas de cuando jugaba al futbolista que viera que más había destacado. Se hinchó a regalar”.

El Son Caliu fue testigo de cómo dio sus primeras instrucciones sobre el césped: “Le escuchaba dar una orden a un jugador cada diez segundos. Es intenso con un estilo 100% argentino, pero muy paciente”, añade León. La participación de Scaloni en el club no acabó en el momento en el que se fue al cuerpo técnico de Sampaoli con el Sevilla ya que volvió para estar presente en el campus de tecnificación que llevó su nombre: “De forma altruista participaba como uno más. En el mes que duró llegaba a las 8 de la mañana y se iba a las 14:00. Además que se iba con los chicos a la playa”, recuerda Juan Muñoz, presidente del club.

Antes de afrontar el partido más importante de su vida, Muñoz destaca el papel de Scaloni en el Mundial: “Es un buen gestor de grupos. Ha sabido coger estrellas para que funcionen como un equipo. Leo lo ha sabido leer. Ha hecho un grupo entorno a Messi y eso hay que trabajarlo. En cada línea ha sabido a quién llevarse y decir aquí estoy. Su éxito es la gestión”.

En el Son Caliu siempre podrán presumir que la primera experiencia que tuvo Scaloni como entrenador fue en su club antes de que se fuera al cuerpo técnico de Sampaoli para ser segundo entrenador en el Sevilla y en la selección argentina. Tras un breve paso por la Sub-20 de la Albiceleste cogió las riendas de la Absoluta para que una nación se subiera a la ‘Scaloneta’ que ganó la Copa América en 2021 ante Brasil y puede sumar el título de campeón del Mundo.