ARGENTINA

Catherine Fulop defendió a Paulo Dybala: “No tiene nada de malo reunirse a jugar a las cartas”

La madre de Oriana Sabatini salió a bancar a su yerno tras ser sancionado en Juventus por ir a una reunión a la casa de Weston McKennie.

0
Catherine Fulop defendió a Paulo Dybala: “No tiene nada de malo reunirse a jugar a las cartas”

La dirigencia de Juventus decidió sancionar a los futbolistas Weston McKennie, Arthur Melo y Paulo Dybala por reunirse en la casa del estadounidense durante la noche del miércoles pasado, junto a las parejas de cada uno de ellos, ya que la gran mayoría de las regiones de Italia se encuentran en "zona roja", donde este tipo de reuniones están prohibidas y sólo se puede salir de casa por exigencias de salud o trabajo (hay toque de queda a partir de las 22).

Oriana Sabatini se refirió a los rumores de infidelidad de Paulo Dybala

Ante esta situación Oriana Sabatini, cantante y pareja del futbolista argentino, explicó públicamente qué fue lo que sucedió esa noche. "No fue una fiesta clandestina. Mi novio se juntó a cenar, como varios miércoles. Todas las semanas van los mismos. Ni siquiera son diez personas. Es mentira eso de que son veinte y que estaban todos, como leí en algún lugar, con todas las familias. Yo creo que quieren crear controversia alrededor de lo que hacen en el fútbol. La verdad es que ni sé cómo se enteraron que se juntaron a comer", dijo en los Ángeles de la Mañana.

Ahora fue Catherine Fulop, madre de Oriana y suegra de Dybala, quien defendió al cordobés. "Yo no sé mucho más de lo que se dice. Me dijo Oriana que fue una reunión que suelen hacer los miércoles con los compañeros. No tiene nada de malo reunirse a jugar las cartas, a estar un rato juntos, con jugadores, con su mujer y esposas. Nada del otro mundo", dijo en un audio a El run run del espectáculo y agregó: "El mundo ha cambiado tanto que ahora nos da por señalar al otro, y juzgarlos enseguida. Pero Paulo es una persona súper responsable, prolija. Y me imagino lo bajoneado que debe estar por haberse equivocado. Una equivocación que, hace un año, era la normalidad, poder estar en casa de nuestros amigos y compartir una noche tranquila. Y ahora todo el mundo señala. El pidió disculpas y creo que todos nos equivocamos. Y esto tampoco es tan grave".