INGLATERRA

Bielsa: "Pienso que voy a estar en el Leeds el resto de mi vida"

El argentino cumple 1.000 días en Inglaterra. Casi tres años de 'locura' absoluta que ha vuelto a llenar de ilusión las calles de la ciudad.

0
Bielsa: "Pienso que voy a estar en el Leeds el resto de mi vida"
IAN WALTON AFP

Marcelo Bielsa cumple 1.000 días al frente del Leeds. Han pasado casi tres años desde aquel 15 de junio de 2018 en el que el argentino firmó como nuevo técnico del equipo. 1.000 días intensos, como todo en su vida. 1.000 días de altos, de bajos; de lágrimas, tanto de tristeza como de alegría. 1.000 días en los que la ciudad se ha contagiado de la 'locura' de Bielsa, profeta de una 'religión' futbolística que cada día tiene más adeptos.

"Voy de día a día pensando que voy a estar aquí el resto de mi vida", confiesa el argentino en su día 1.000 en Inglaterra haciendo gala del amor que le profesa a los colores del Leeds. .

Lo del Leeds y Bielsa fue amor a primera vista. Una historia de trabajo y sacrificio constantes que obtuvo sus frutos el año pasado con el ascenso a la Premier League. El argentino se metió a la afición en el bolsillo desde el primer instante en el que pisó Inglaterra e inundó de ilusión esta pequeña ciudad situada al norte del país que llevaba 16 años sedienta de buen fútbol.

Antes de llegar al club, había estudiado milimétricamente todo, como hace siempre. Además, ya había hecho sus peticiones personales sobre cómo tenía que funcionar la ciudad deportiva del club y todos los cambios que tenían que realizar para que pudiera desempeñar su trabajo con comodidad. Así lo reconoce Víctor Orta, director deportivo del conjunto inglés, que define a Bielsa como un "enfermo del fútbol", en el buen sentido de la palabra. "La primera vez que hablé con él antes de que se hiciera oficial su llegada y ya se había visto seis partidos del Leeds, es una locura lo que trabajan Bielsa y su gente", continúa.

La afición pedía resultados y Bielsa se los dio. En su primer año en Championship, el argentino no logró el ansiado ascenso, pero sí consiguió volver a reenganchar a la gente a un equipo que no encontraba su camino. Marcelo lo encontró e hizo del Leeds el equipo más dominador y que mejor jugaba de todo el campeonato. Contragolpes rápidos y con muchos hombres, solidez defensiva, centro del campo muy ancho… Puro estilo Bielsa. Además, cambió radicalmente los hábitos y la mentalidad de los jugadores, haciendo de ellos auténticas máquinas de ganar.

The Whites cuajaron una temporada casi perfecta, pero que quedó marcada una vez más por pequeños detalles. Errores en los momentos cruciales de la temporada evitaron el ascenso directo del Leeds, que se vio obligado a jugarse su presencia en la Premier en el playoff. En las semifinales por el ascenso, el Derby County le dio la vuelta a la eliminatoria y terminó con el sueño del conjunto de Bielsa, cuya continuidad en Inglaterra quedaba en entredicho.

Una vez firmada su renovación, el argentino no quiso cometer los mismos errores de la pasada temporada, y para la 2019/2020 estudió a fondo -aún más, si es posible- las fortalezas y debilidades propias y de sus rivales. En la pasada campaña también hubo momentos de dudas y de pensar que todo estaba perdido, pero supo detectar a tiempo sus problemas, aprendiendo de los errores del pasado, y los solventó con eficacia, lo que le valió para ser campeón de la Championship y regresar a la competición más importante del fútbol inglés después de 16 años de ausencia.

El ascenso del Leeds dio la vuelta al mundo. La pasión con la que sus aficionados se refieren a su técnico no es casualidad. Esta temporada, Bielsa está realizando un papel más que digno en la Premier. Partidos 'locos', como no podía ser de otra forma, cargados de goles a favor y en contra, con remontadas imposibles y días negros. En su primer año en la Premier, el argentino le ha puesto las cosas difíciles a equipos de la talla del Liverpool, Manchester City, Arsenal o Everton y a estas alturas ocupa la undécima posición de la tabla con 35 puntos, a 9 del descenso y 13 de Europa, un objetivo difícil, pero no imposible.