MUERE MARADONA

La emoción de los campeones del Mundial 86: "Creíamos que Diego era inmortal"

Ruggeri, Pumpido, Olarticoechea, Héctor Enrique y Giusti recuerdan con emoción al que fue su capitán en el momento más importante de la historia de la selección argentina.

0
La emoción de los campeones del Mundial 86: "Creíamos que Diego era inmortal"

La muerte de Maradona será algo de lo que el mundo del fútbol no podrá reponerse nunca. No es fácil decir adiós, pero en este caso parece que cuesta más. Diego fue un personaje que siempre estaba más allá de lo terrenal, un Dios que todos esperamos encuentre la paz que no tuvo en vida allá donde esté. Después de un velatorio que terminó entre disturbios, los campeones del mundo del 86 se reunieron en 90 Minutos, de ESPN, para hacer su particular despedida al que fue su capitán en el momento más importante de sus vidas. Óscar Ruggeri, Ricardo Giusti, Julio Olarticoechea, Héctor Enrique y Nery Pumpido recordaron entre lágrimas sus mejores momentos con el Pelusa, al que creían inmortal.

Óscar Ruggeri: "Yo pensaba que no le podía pasar nada"

Óscar Ruggeri contó el momento en el que se quebró y rompió a llorar. "Estaba en casa y miré el velorio todo el día. Recién venía hablando con el Gringo (Giusti), llorando los dos, y le decía lo que me estaba costando desahogarme. Venía bien hasta que vi el auto (el coche fúnebre) saliendo. Hasta ahí yo no lo creía, después estaba llorando solo. 'Este no', decía. ¿Por qué estos genios se mueren solos y jóvenes? Estos tipos que dan tanta alegría. Yo los escucho decir 'qué feliz me hizo'... yo jugaba con él y también me hizo feliz. Tenía cara de paz enorme", afirmó el Cabezón. "Yo pensaba que a este tipo no le podía pasar nada", continuó. 

Ante la emoción de todos sus compañeros, Ruggeri quiso recordó también a Bilardo, el entrenador de Argentina en el Mundial de México: "Bilardo no armó un grupo para jugar a la pelota, armó un grupo para que pase esto después de jugar a la pelota".

Ricardo Giusti: "Pasó momentos extremadamente difíciles"

"Hay momentos que uno está bien y otros que cuesta mucho expresarme. Era un tipo que pasó momentos extremadamente difíciles y los supo llevar. Creíamos que era inmortal. En primer momento no lo podía creer... No podía parar de expresar las emociones. Uno tiene que llorar cuando lo siente... En el velorio no lo sentí. Me cuesta mucho expresarme".

Julio Olarticoechea: "Tuve el orgullo de estar junto a él"

"Iba en la bici y me llama mi hija y me da la noticia. Dejé la bici por ahí y salí a caminar por el campo. Entre lágrimas y sonrisas caminé como dos horas, pensando en los momentos que viví y disfruté con él. Tuve el orgullo de estar junto a él".

"Lo primero que me pasó por la cabeza, en el 77 estaba en la colimba, 15 días encerrado y de golpe viene una carta que me sacan para jugar el Juvenil. De estar haciendo cuerpo a tierra llego a la noche al hotel de la concentración y el primero que me ve, Diego. 'Miren quien llegó, Curly', por el de los Tres Chiflados. Tenía ese gen para las frases y los sobrenombres que te hacía cagar de risa".

Héctor Henrique: "Maradona no permite que se muera la pelota"

"Se fue un maestro, un señor con todas las letras, Diego nos dio la mano a mucho de nosotros, a mi me dio trabajo y lo valoré siempre. Jamás me atrevería a faltarle el respeto a Diego, decía que si alguna vez lo hacía tenían permitido pegarme una patada en el culo".

"Fue un grande, defendió la camiseta de la Selección como nadie, dejó al fútbol argentino bien alto como nunca. No tengo dudas de que Maradona gambeteó a la muerte, dos caños le tiró, de iba y de vuelta, nos dejó la pelota a nosotros y se quedó con lo viejos y el otro dios".

"Maradona es el fútbol. La pelota no murió, Maradona no permite que se muera la pelota, esté triste, amargada, no va a ser lo mismo sin Maradona. El que mas hizo gozar a la pelota".

Nery Pumpido: "Tuve el gusto de devolverle la Copa del Mundo"

"Llegué a último momento desde Paraguay gracias a Gonzalo Belloso y Alejandro Domínguez. Vi la Copa, la agarré y se la puse arriba del cajón. Ojalá se la hubiera llevado adentro del cajón. El me la entregó a mí en el Mundial y tuve el gusto de devolvérsela".