CORONAVIRUS ARGENTINA

Coronavirus Argentina: cómo es la vacuna Pfizer que ya se probó en la Argentina

La farmacéutica anunció una efectividad del 90% en una de sus dosis y la pone a la vanguardia en la carrera por una vacuna contra el Coronavirus.

0
Coronavirus Argentina: cómo es la vacuna Pfizer que ya se probó en la Argentina

La vacuna Pfizer que ya se probó en la Argentina, es una de las más avanzadas en la lucha contra el COVID-19, que se está desarrollando en conjunto con la compañía alemana de biotecnología BioNTech: arrojó datos que la dosis es "eficaz en un 90%", y que es un primer análisis intermedio de ensayo en fase 3.

La eficacia se logró siete días después de la segunda dosis de la vacuna y 28 días después de la primera, comunicó la farmacéutica estadounidense, en un comunicado conjunto con la firma alemana BioNTech. Todavía resta saber cuánto tiempo dura la inmunidad debido al reciente comienzo de los estudios.

Cómo está compuesta la vacuna de Pfizer:

La vacuna está basada en el ARN mensajero, que da instruccciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras contra el virus. El laboratorio empezó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo.

Según el doctor Alejandro Cané, jefe de asuntos científicos y médicos de la división de vacunas Pfizer, indicó que "Las vacunas que utilizan el virus completo (atenuado o inactivado) con una sola dosis tardan 28 días en generar anticuerpos. Esta vacuna se usa con dos dosis: una el día cero y otra tres semanas después. A la cuarta se generan niveles altos y funcionales de anticuerpos".

Este primer estudio incluyó 45 adultos de entre 18 y 55 años, y en él se probaron distintas dosis de la vacuna que, según lo comunicado por las dos empresas, produjeron anticuerpos superiores a los de pacientes que se han recuperado de la COVID-19.

Sobre las expectativas respecto a su llegada a la Argentina, en julio fue seleccionada para formar parte del ensayo en fase 3. Fernando Polack, investigador principal a cargo del ensayo señaló que "Muchas veces, si tenés el privilegio científico de participar en la evaluación de una vacuna, se contribuye a posicionar potencialmente mejor a tu país en la fila de espera de la distribución".

La vacuna según comunicaron las compañías, fue en general bien tolerada, a pesar que en algunos casos causó fiebres y dolores donde fue inyectada, pero sin que se detectase reacciones graves. Está previsto que se haga una prueba más amplia con hasta 30.000 voluntarios que aún está en marcha en Estados Unidos, Brasil, Argentina, Alemania y distribuida en 120 locaciones a nivel global.