River Plate

De la mano de Alonso: a 45 años de un triunfo inolvidable

El 3 de agosto de 1975, River consiguió gracias a dos goles del Beto una victoria clave sobre San Lorenzo para encaminarse hacia el título tras 18 años.

De la mano de Alonso: a 45 años de un triunfo inolvidable

Los partidos en los que se concretan las consagraciones de algún equipo suelen ser siempre recordados por sus hinchas, sin embargo en la memoria colectiva de los fanáticos también hay lugar para aquellos encuentros que no definen campeonatos pero sí hacen suponer que el camino hacia un título ya es irreversible.

Tal es el caso del duelo entre River y San Lorenzo que se llevó a cabo en el Monumental el 3 de agosto de 1975, en el que el Millonario se impuso 2-0 con goles de Norberto Alonso. Esa tarde, los allí presentes supieron que el postergado festejo ya no se escaparía y que podrían volver a gritar campeón luego de 18 años de frustraciones.

Tras el tricampeonato obtenido entre 1955 y 1957, una maldición comenzó a pesar sobre la Banda Roja y llegaron casi dos décadas de sequía. Fueron 11 subcampeonatos locales y uno en la Copa Libertadores, que marcaron una época oscura para el club más ganador del país.

En 1975, de la mano de Ángel Labruna, la racha parecía destinada a quebrarse, hasta que un imprevisto complicó sobre el final del Torneo Metropolitano lo que se perfilaba como el fin de la noche negra de River: en un empate 1-1 con Independiente, la expulsión de Alonso -la joven figura del puntero-, por haber insultado al árbitro Jorge Romero, le costó seis fechas de suspensión.

Los líderes se las ingeniaron para vencer con lo justo a Gimnasia y Esgrima La Plata y a Ferro, pero en las siguientes cuatro jornadas perdieron con Atlanta, con Newell's y con Boca, y empataron con Temperley. Los fantasmas volvían a aparecer y acechaban el Xeneize, Huracán y Unión de Santa Fe.

En la antepenúltima fecha, se produjo el regreso triunfal del Beto y, con una actuación individual memorable, despejó las dudas sobre quién terminaría festejando. Dos goles en un clásico que se gritaron con el alma en Núñez y que pusieron a River a las puertas de un campeonato que marcó a una generación.

La confirmación del título llegó 11 días más tarde, en un partido contra Argentinos Juniors en la cancha de Vélez y con una formación juvenil por la huelga de profesionales. Aunque quienes lo vivieron cuentan que el desahogo había comenzado, de la mano del número 10, en la victoria sobre San Lorenzo.

Este lunes, el Museo River compartió un video del primero de los goles de Alonso, con relato del recordado periodista José María Muñoz, en el que puede apreciarse la inmensa celebración que se produjo hace 45 años en el Monumental.