SUPERLIGA

1x1 de los clubes de la Superliga en 2019

El repaso anual de los clubes en la Superliga en 2019, las revelaciones, las decepciones, el gran campeón: Racing, y lo que viene para los 24 equipos de Primera.

1x1 de los clubes de la Superliga en 2019

Un nuevo año terminó en la Superliga, donde Racing se quedó con el campeonato y el Trofeo de campeones, River obtuvo la Recopa Sudamericana y la Copa Argentina, Boca ganó por penales la Supercopa Argentina y Tigre sorprendió al ser campeón de la Copa Superliga. Aquí el 1x1 del año de cada equipo que jugó Superliga en 2019.

Aldosivi

Terminó 13° en la anterior Superliga, salvándose holgadamente y quedó eliminado por River en Copa Superliga. Pero tuvo un flojo segundo semestre y ahora pelea por no descender. Deberá mejorar el equipo de Guillermo Hoyos.

Argentinos Juniors

Es puntero de la Superliga. Cambió su imagen luego de haber terminado último el torneo anterior: llegó a semifinales de Copa Superliga, perdiendo apretadamente contra Boca. Futuro prometedor para el Bicho, ahora que jugará Copa Sudamericana.

Arsenal

Logró el ascenso siendo el campeón de la ya extinta B Nacional reconvertida a Primera Nacional. Está en zona de Copas a tres puntos del líder. Buena campaña del equipo del Viaducto y de mantenerse, pensará más en pelear el torneo que en no descender.

Atlético Tucumán

Terminó quinto luego de arrancar de forma excelente la primera rueda pero con un flojo primer semestre del año. Eliminó a River en un vibrante cruce de cuartos de Copa Superliga y luego cayó vapuleado ante Tigre en Semifinales. Ahora está a las puertas de entrar a Copas internacionales otra vez. Zielinski se recicla constantemente, aún sin su principal figura: 'Pulguita' Rodríguez que ahora está en Colón. Jugará repechaje de la próxima Copa Libertadores gracias al título de River en Copa Argentina.

Banfield

A los tumbos, después de un mal campeonato y eliminación temprana de Copa Superliga, devengó en el despido de Hernán Crespo. Ahora el equipo de Julio César Falcioni trata de reinventarse. Unos buenos resultados sobre el final lo ponen en posición expectante y con algo de aire en los promedios.

Belgrano de Córdoba

La pérdida de Matías Suárez fue un puñal en el pecho del Pirata, que vio cómo se escurría como agua la posibilidad de mantenerse en Primera, a pesar que luchó hasta la última fecha. Ahora problemas económicos y de resultados hacen difícil su retorno inmediato.

Boca Juniors

El equipo de Alfaro en modo transición, terminó 3° la Superliga, ganó la Supercopa Argentina ante Central y llegó a la final de la Copa Superliga cayendo increíblemente ante Tigre. También la eliminación temprana ante Almagro en Copa Argentina cuenta, luego de haber sido eliminado por quinta vez consecutiva ante River Plate, ahora en semis de Libertadores. Ahora con una nueva conducción dirigencial, con Riquelme y Miguel Ángel Russo como técnico parece que el barco moverá el timón 180 grados, buscando volver a ser campeón. Está a 1 del puntero en el actual campeonato.

Central Córdoba

Año histórico del Ferroviario que está fuera de zona de descenso y llegó a la final de Copa Argentina, cayendo ante River Plate en el decisivo. Todo para crecer y nada que perder para el equipo de Santiago del Estero.

Colón de Santa Fe

Llegar a la final de Copa Sudamericana -con derrota- fue un espejismo en un año donde fue antepenúltimo en la última Superliga, y cayendo ante Tigre en cuartos de Copa Superliga. Los promedios son el acoso del Sabalero que deberá reforzarse y ver qué pasa con el futuro de 'Pulguita' Rodríguez.

Defensa y Justicia

Peleó hasta el final con Racing para ser campeón. Fue la revelación de la pasada Superliga. Ahora tuvo que reacomodarse a los cambios constantes que tiene un equipo de los denominados 'chicos', pero se sostiene en mitad de tabla. Jugará Copa Libertadores en 2020.

Estudiantes de La Plata

Un año irregular para el Pincharrata donde no tuvo buenos resultados, lo más positivo es estar con oxígeno en la zona de promedios y que volvió a su hogar, el estadio 'Uno'. Ahora con Mascherano, crecen las expectativas para 2020.

Gimnasia de La Plata

Un año desastroso culmina con la única esperanza que Maradona haga magia y salve al Tripero de un nuevo descenso. Dependerá ahora del mercado y que los jugadores levanten su puntería de cara al arco rival. Potencial, hay. Y con Maradona en el banco, parece que los milagros, existen en el Bosque.

Godoy Cruz

14° en la anterior Superliga, de buena campaña en Copa Libertadores cayendo en octavos ante Palmeiras y de un flojo semestre siendo último cómodo en el actual torneo: irregularidad es la palabra que reina en la tierra del vino. Todavía el promedio no lo obliga a preocuparse, aún.

Huracán

Empezó el año con Mohamed y termina con Apuzzo. Mal primer semestre, con eliminación temprana de la Libertadores en fase de grupos. Ni siquiera pudo eliminar de local a un San Lorenzo vulnerable en Copa Superliga, cayendo finalmente por penales. El Globo deberá levantar mucho si no quiere problemas con los promedios más adelante.

Independiente

Otro año decepcionante del conjunto que más Libertadores posee: eliminación en cuartos de Sudamericana ante Independiente del Valle, no fue protagonista en ningún torneo, eso produjo la salida de Holan primero y luego de Beccacece tras 16 partidos. La economía del club será otro tema para los refuerzos. Jugará Copa Sudamericana otra vez en 2020.

Lanús

Año de transición en el Granate, con los pibes y los experimentados Lautaro Acosta y José Sand de guías. Llegaron a semifinales de la Copa Argentina y son terceros en el actual torneo a uno del líder, luego de terminar en las puertas de entrar a Copas en la Superliga pasada. 2020 tendría que ser un año de crecimiento en La Fortaleza.

Newell's

Otro conjunto donde reinó la irregularidad, lo que lo hace pelear por no descender en mayo. Pero una serie de buenos resultados sobre el final, dan calma en el Coloso Marcelo Bielsa. El objetivo en 2020 será seguir sumando, escapar de zona comprometida y entrar a la Sudamericana por lo menos.

Patronato

Un año de mayor a menor en el Grella: de la salvación en la última fecha tras una buena campaña, un arranque prometedor y un fin de año decepcionante que culminó con la salida de Sciacqua de la dirección técnica. Muy comprometida situación para mantener la categoría en 2020 para el Patrón si no recupera el nivel mostrado a inicios de campeonato.

Racing Club

Campeón de la Superliga. De la mano de Chacho Coudet, fue el que más puntos sacó en el año, ganó el Trofeo de Campeones ante Tigre y ahora la apuesta será la Copa Libertadores en 2020. Además, está a 4 del puntero en el actual torneo, lo que lo puede hacer soñar en grande en Avellaneda. La duda será si el nuevo entrenador, Beccacece, podrá mantener la vara alta que deja 'Chacho' al irse al Inter de Porto Alegre.

River Plate

El equipo de Marcelo Gallardo con un año muy bueno, ganando la Recopa Sudamericana ante Paranaense, la Copa Argentina ante Central Córdoba lo que le asegura no jugar repechaje en la Libertadores 2020, además de quedar a tres minutos de ser bicampeón de América y volver a eliminar a Boca por quinta ocasión consecutiva. El alivio de la hinchada millonaria es que su técnico, el más ganador de su historia, continúa al menos un semestre más.

Rosario Central

Un año de irregularidad al igual que su clásico rival. Perdió ajustadamente por penales la Supercopa Argentina, y ahora luego de un mal torneo pasado, está en zona de Sudamericana en la actual Superliga. El regreso de Marco Ruben dará más potencial al Canalla que también quiere deshacerse del fantasma del descenso.

San Lorenzo

Año decepcionante en Boedo. Eliminación insólita ante Cerro Porteño en Copa Libertadores, zafó de ser último por primera vez en su historia en un campeonato local. El único consuelo fue eliminar a Huracán por penales en Copa Superliga, aunque no bastó porque luego cayó eliminado ante Argentinos Juniors. Por eso tanto Almirón como Pizzi perdieron sus trabajos. Ahora parece que Monarriz encuentra el GPS de la victoria para el Cuervo, que al no jugar competencia internacional, está obligado a pelear hasta el final la actual Superliga y la Copa Superliga desde marzo.

San Martín de San Juan

Todos los caminos indicaban Primera Nacional para el conjunto sanjuanino, que a pesar de todo, peleó hasta la última fecha. Pero su juego mostraba que no estaba ya a nivel de Primera División.

San Martín de Tucumán

Una experiencia en Primera División que fue exigua. Nunca se hizo fuerte en su casa como su contraparte tucumana y una vez mas el Santo volvió a la segunda división a pesar de tener a Caruso Lombardi como bombero de un incendio que no pudo salvar esta vez.

Talleres de Córdoba

La inconsistencia en el Tallarín dominó el año. 12° en la tabla anterior, 12° en la tabla actual. Además, no pudo pasar del repechaje en la Copa Libertadores 2019 y cayó en octavos de Copa Superliga. Deberá mejorar y mucho, además de volver a hacerse fuerte en el Kempes si no quiere problemas a futuro con los promedios.

Tigre

Fue tal el desastroso rendimiento del Matador en 2018 e inicios de 2019, que ni aun siendo de los mejores equipos del primer semestre lo salvó del descenso. Tuvo su pequeño consuelo ganando la Copa Superliga en la final a Boca, que lo deposita en la Libertadores en 2020. Habrá que ver cuál será el futuro de Néstor Gorosito, de flojo presente en la Primera Nacional y cayendo en la final del Trofeo de Campeones ante Racing.

Unión de Santa Fe

Después de un buen primer semestre que lo deposita en Copa Sudamericana 2020, La única sonrisa de la segunda parte del año fue el festejo en el clásico ante el Sabalero. Ahora 17° en la actual Superliga y jugará la segunda competición más importante del continente ante Atlético Mineiro. Duro 2020 se viene para el Tatengue.

Vélez Sarsfield

El conjunto del 'Gringo' Heinze muestra buen juego y se traduce en la tabla de posiciones: a 2 del puntero y en zona de Libertadores 2021. Jugará además Copa Sudamericana por haber terminado sexto y quedó a las puertas de haber jugado la Libertadores que viene. Todo en ascenso para el Fortín que deberá en 2020 confirmar lo hecho y subir un escalón más. Todo un desafío.