Competición
  • Copa Libertadores
  • Champions League
  • Hoy en As

Cruzeiro 0 (2) - 0 (4) River

De la mano de Armani, River avanzó por penales a cuartos

Tras otro empate sin goles, el arquero se hizo grande en los penales, tapó dos y le dio la clasificación a la próxima instancia al equipo del Muñeco.

De la mano de Armani, River avanzó por penales a cuartos
UESLEI MARCELINO REUTERS

En busca de los cuartos de final de la Copa Libertadores, River viajó a Belo Horizonte para jugar contra Cruzeiro en una cancha siempre complicada, luego del empate sin goles en el Monumental que había dejado la serie abierta una semana atrás. Y tras otro 0-0, los penales inclinaron la balanza en favor de los argentinos.

Ya en la previa Marcelo Gallardo sorprendió con la inclusión de Jorge Carrascal y, desde el inicio, el Millonario se dispuso a controlar la pelota en el mediocampo y adelantar sus líneas para ir por el gol necesario en condición de visitante. En cambio, los dueños de casa apostaban a un plan similar al de la ida: esperar y salir de contragolpe con la velocidad de sus laterales Orejuela y Egídio.

Aunque el dominio era del campeón de América, la primera ocasión clara fue para la Bestia Negra, cuando Thiago Neves envió un centro que controló en segunda instancia Pedro Rocha dentro del área chica y Franco Armani achicó bien para tapar con ayuda del travesaño.

La réplica llegó enseguida con un disparo débil de Rafael Borré tras una buena escalada de Gonzalo Montiel. E inmediatamente después, Ignacio Fernández también estuvo muy cerca desde la medialuna luego de una pared con Lucas Pratto.

Cuando promediaba la primera mitad, el trámite se emparejó y creció en intensidad, pero las chances netas de gol se diluyeron hasta el descanso.

El arranque del complemento mostró a un River que sintió el desgaste físico de los 45 minutos anteriores y le costó retener el balón e imponer las condiciones del partido. Los brasileños, por su parte, no modificaron su idea de replegarse para atacar rápido por las bandas a la hora de la recuperación.

Los ingresos de Exequiel Palacios, Matías Suárez y Nicolás De La Cruz tampoco modificaron la ecuación en un equipo al que, sin la fluidez ni la energía del comienzo, en el segundo tramo del encuentro todo le resultó mucho más complicado.

Con más ímpetu que ideas, el final transcurrió con Cruzeiro yendo a buscar la victoria y los del Muñeco resistiendo, con lo poco que les quedaba, para llegar a los penales.

En la definición, Armani se hizo grande y tapó dos ejecuciones ante Henrique y ante David, mientras que sus compañeros anotaron los cuatro y aseguraron el pase a la próxima instancia de la Copa. Ahora, River, esperará por Cerro Porteño o San Lorenzo.