NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ARGENTINA

La decisión más complicada de De Paul con Messi y Tini

El centrocampista narró en una entrevista para Fox Sports cómo vivió el problema físico que sufrió en el Mundial y cómo decidió correr el riesgo de jugar.

Argentina's midfielder #07 Rodrigo De Paul celebrates after the awards ceremony after winning the Qatar 2022 World Cup football final match between Argentina and France at Lusail Stadium in Lusail, north of Doha on December 18, 2022. - Argentina won in the penalty shoot-out. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)
FRANCK FIFEAFP

Rodrigo De Paul narró con todo lujo de detalles el momento en el que estuvo muy cerca de despedirse de Qatar por un pequeño problema muscular, las conversaciones con Messi, Scaloni y su pareja y finalmente la decisión de arriesgar y salta a la cancha a pesar del dolor que sentía. Todo inició dos días antes de medirse a Países Bajos en cuartos de final. El desenlace es historia.

“Me lesioné. Fue una jugada dos días antes del partido, en un reducido, sentí algo ahí atrás. Cuando me hice los estudios vi que me había lastimado. No me llegué a romper, pero tenía como una distensión grado uno. Fue en la última jugada del entrenamiento. Yo nunca me lastimé, nunca me rompí ningún músculo. Cuando termina la jugada se me acerca el técnico y me pregunta “qué te pasó”, y le digo “no sé, sentí algo atrás”. Le digo: “No, no sé qué es”, cuenta el centrocampista en el programa La Vuelta de Fox Sports.

A la mañana siguiente De Paul habló con Scaloni en privado para ponerle al día de su estado físico: “¿Puedo hablar con vos? Yo lo único que te pido, para que no se genere un teléfono descompuesto, es que me dejes decidir. Si estoy para jugar o no. Te lo juro, si no estoy te voy a decir la verdad. Me dice “quedate tranquilo que vos a decidir si estás o no”.

También cuenta el jugador rojiblanco su charla con Messi en la habitación donde estaban concentrados: “Leo puede ser el último partido en un Mundial porque yo tengo fe de que vamos a pasar a semifinales, pero no sé si me van a volver a convocar”. La respuesta del capitán fue contundente: “Yo te prometo que yo te voy a ayudar a llegar a la semifinal, pero no arriesgues porque lo más probable es que te quedes afuera”.

Sin embargo, según De Paul fueron las palabra de su pareja, Tini, las que lo cambiaron todo: “Yo me meto en la habitación, yo no quería hablar con nadie. Todo eso se había filtrado, tenía a mi mamá y a mi papá preocupados. Yo les digo que no pasa nada. La llamo a Tini, que no sabe ni lo que vale un gol. Se empezó a empapar de fútbol conmigo, porque yo a veces le comento”. Ella solo le dijo: “yo te voy a apoyar, decidí con el corazón, que no te vas a arrepentir”.

A la jornada siguiente, en la víspera del partido, la situación era límite: “Yo no podía probar. Voy y hago cuatro piques y me duele, pero era un dolor que yo lo podía soportar. Pero el mayor miedo que me daba era que casi seguro que me iba a romper. En un momento hice un click y dije “lo intenté”. Corrí tres veces fuertes y no me pasó nada. Después hicimos unos pases, iba larga para que me quede cerquita”. Un alivio para Scaloni, quien lo plasmó con sus palabras: “Perdoname que te tengo que hablar así, pero si te tengo que sacar del equipo me tengo que matar”.

Ganar en el Atlético

Por otro lado, De Paul también dejó claro que mantiene la motivación intacta a pesar de los éxitos cosechados con Argentina y que va a por más: “A mí siempre me motivó competir. Creo que lo que hacemos esto tenemos el ADN de siempre, querer ganar. A mí me motiva competir, siempre que tengo un objetivo cerca lo quiero ganar. Hay sentimientos que supongo que no voy a volver a vivir. Después de la Copa América pensé que no viviría nada que lo iguale, pero lo superó. Si bien en el mundo del fútbol ser campeones es lo que todos quieres, no está bueno dejarte estar, hay que cuidar y mantenerse. Eso me motiva, cuidar mi lugar en el Mundial, ganar cosas con el Atlético de Madrid. Es difícil vivir esos sentimientos”.