NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN ARGENTINA

Garcé, el ‘tapado’ de Maradona en Sudáfrica 2010: “Diego energéticamente está en otro lugar”

El ‘Chino’ Ariel Garcé habló para el podcast ‘La Selecta’ sobre su experiencia en el Mundial 2010 de Sudáfrica y cómo fue su convocatoria de la mano de Diego Maradona.

Actualizado a
Garcé, el ‘tapado’ de Maradona en Sudáfrica 2010: “Diego energéticamente está en otro lugar”

Salió la lista de 23 de la Selección Argentina para el mundial de Sudáfrica 2010. Entre los convocados por Diego Armando Maradona, figuraba una sorpresa: el nombre de Ariel Garcé, quien por entonces se desempeñaba en Colón de Santa Fe. El lateral derecho, convocado en amistosos previos del ámbito local pudo vivir la experiencia de lo que es estar en un mundial. En el podcast de ‘La Selecta’ contó sus vivencias en la Copa del Mundo con el Diez y con Lionel Messi.

Sin embargo, no eran todas risas entre Garcé y Diego: “A mí no me caían tan bien ni Maradona ni Grondona, Diego me generaba admiración pero en su última parte, su forma de participar en diferentes cosas de la sociedad no me gustaba. Cuando me lo encuentro tuve que bajar todo eso mío para poder ser libre y no juzgarlo por lo que había mirado o escuchado. Llegué con un plan de tratarlo a Diego como si fuese un padre o un hermano. Y una de las cosas por la cual conectamos con Diego fue eso: la buena onda que él tenía, pero hablando energéticamente. Es como que energéticamente esos tipos están en otro lugar, no es que es algo mágico, pero tienen algo más”.

Su citación había llamado la atención del público y de la prensa en general, y se esparcieron muchos mitos sobre el por qué, uno de ellos fue que Maradona soñó con que él levantaba la Copa, por eso decidió llevarlo a Sudáfrica.

El encuentro entre el ‘Chino’ y ‘Pelusa’ cambió todo: “Cuando lo vi, le di un abrazo como si fuese un tío que hace mucho no veía y el loco como que se quedó y a partir de ahí confió en eso que había sentido en mí. Yo fui a disfrutar y tenía esa buena onda siempre. Y lo disfruté. Por eso fui al Mundial. Primero porque jugué e hice un montón de cosas que para mí estuvieron a la altura y después por todo esto, por prepararme, entregarme y verdaderamente sacar todos mis juicios para con quien estaban ahí”.

Sobre el sueño del Diez, expresó: “Lo escuché un montón, pero es como que me digan que colon salió campeón porque saqué la virgen 10 años antes. Es como que los jugadores no hayan hecho nada. Esto es como un plan de correr de foco toras esas cosas. Yo no sé si es verdad, a mí todo eso me favoreció, yo nunca hablé con Diego de eso. Fue todo tan rápido y fuerte. Te diría que podría haber pasado, pero no lo sé”.

El ex River y Rosario Central no jugó ni un minuto del Mundial 2010, sin embargo, esperaba entrar en el tercer encuentro de fase de grupos ante Grecia: “En el partido de Grecia, me generé expectativa porque Diego me saca a calentar al minuto 0 y calenté 72 minutos y cuando hace el tercer cambio y entra Palermo, llegué al banco derrotado. En el vestuario después del partido (Argentina venció ese partido por 2 a 0) estaban todos festejando y yo decía ‘qué cagada, no juego nunca más’. No me enojé con nadie, pero bueno. Desde el primer minuto calentás para entrar. Me jugué un partido ahí atrás y nunca entré, me sentí como derrotado o frustrado”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?