NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
AgropecuarioAGR
0
Finalizado

AGROPECUARIO 0 - BOCA 1

Boca cumplió y clasificó a cuartos

Con gol de Pol Fernández, el Xeneize le ganó 1-0 a Agropecuario y avanzó en la Copa Argentina. Hay preocupación por la lesión de Zeballos.

Actualizado a
Boca cumplió y clasificó a cuartos

Boca desembarcó en Salta con un único objetivo: ganarle a Agropecuario y meterse en cuartos de final de la Copa Argentina. No le sobró nada, pero cumplió y le regaló una alegría al público que agotó las entradas y colmó la cancha en una fría noche invernal.

El desarrollo del primer tiempo fue trabado, cortado, sin ritmo y demasiado accidentado. A los 5 minutos, Milton Leyendeker le metió un patadón en el tobillo derecho a Exequiel Zeballos, quien con lágrimas en los ojos debió abandonar la cancha por lesión. El defensor del Sojero fue expulsado, luego de que el árbitro corrija su decisión, le quite la amarilla inicial y le muestre la roja.

Ya con el colombiano Sebastián Villa en cancha, el Xeneize intentó atacar por el costado izquierdo, pero le costó demasiado la generación de juego. Los volantes creativos no estuvieron precisos, los delanteros poco efectivos en metros finales y eso se reflejó en el andar colectivo de los de la Ribera.

A los 25′ llegó la primera emoción de la noche: Pol Fernández conectó dentro del área, luego de un tiro de esquina ejecutado desde la derecha, y abrió el marcador. Desahogo en Salta, sobre todo por cómo venía la mano en un pleito que fue más disputado que otra cosa. Tiempo después, Óscar Romero se lo perdió debajo del arco y no pudo ampliar la diferencia.

El pitazo final dejó a un Boca chato, pero con el 1-0 parcial a su favor, y preocupado por el golpe del Changuito, quien se retiró del campo de juego sin poder pisar y acompañado por los médicos.

Hugo Ibarra metió mano en el vestuario y realizó dos variantes en el entretiempo: Aaron Molinas por Fernández y Marcelo Weigandt por el peruano Luis Advíncula. La idea del entrenador fue darle rodaje a varios de los que habitualmente no tienen la chance de ser titulares. La seguidilla de compromisos así lo exige.

Antes del primer cuarto de hora del complemento, Darío Benedetto y Cristian Medina también saltaron al verde césped con el objetivo de inyectarle un poco de frescura a un Boca que tuvo la posesión de la pelota, pero generó poquísimo peligro. Un tiro de Frank Fabra y otro de Villa, los únicos dos avisos de los de Buenos Aires antes del primer cuarto de hora.

Molinas también tuvo la suya, pero el puntinazo que ensayó casi en la puerta del área salió por encima del travesaño. Pipa lo había asistido de maravilla, pero el volante juvenil no le acertó al arco. Sin brillar, el último campeón del certamen más federal del país hacía méritos como para liquidar la historia en el Estadio Padre Martearena.

Sobre la hora, Emanuel Dening, delantero del equipo de la B Nacional, quiso picársela a Javier García tras una pérdida de Facundo Roncaglia, de flojísimo encuentro, y desperdició una clara. Instantes después, el elenco verde y rojo desperdició otra y asustó a todos los boquenses. El reloj siguió corriendo, los minutos se consumieron y Boca, tras una chata actuación, se aferró al pasaje a la siguiente instancia. Quilmes o Deportivo Madryn lo esperan.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?