NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

COLÓN

Beltrán, entre el gol y el trabajo

El delantero de Colón, a préstamo por River, es el favorito de Falcioni en la punta del ataque. Está encontrando con el Sabalero su mejor versión.

Actualizado a
Beltrán, entre el gol y el trabajo

En el fútbol seguramente pocas cosas sean una casualidad. En abril de 2021, hace poco más de un año, Lucas Beltrán se estrenaba como profesional ante Colón. Un gol del canterano de River Plate ayuda a su equipo para ganar al Sabalero fuera de casa y demostrar que en el Millonario hay atacantes para rato en los siguientes años. Un gol que, seguramente, no pasaría desapercibido para los de Santa Fe ya que tres meses después de su primer gol en Primera División llegaría a préstamo al club para formar parte de su delantera.

En la mente de Beltrán siempre ha estado el gol como fin de su posición. Como punta del ataque, jugando en las inferiores del Millonario tuvo presente la importancia del anotar. “Me gusta vivir del gol. Para ser delantero de River tenés que hacer goles. No hay ningún tipo de excusa”, relataba un joven (más aún) Lucas a la web de River cuando se batía en los campos de la sexta división argentina. Un tiempo después, sigue luchando, pero en esta ocasión siendo el delantero titular de Colón y ante los clubes de la Liga Profesional. Sus 21 años deparán un gran futuro, aunque aún esté despegando en el presente.

Para Julio César Falcioni, que reemplazo a Alejandro Domínguez en el banquillo del Sabalero, hubo pocas dudas de quién sería el elegido para protagonizar la finalización de las jugadas. Beltrán, con el ‘9′ a la espalda, sería el elegido para el veterano técnico argentino. Sin excusas en su selección, la excasa experiencia podía suponer una traba para elegirle por encima de otros como Wanchope Ábila, pero las virtudes de Lucas se ponen por delante de eso. Algo a lo que además está respondiendo con anotaciones.

Ampliar

En este 2022 Beltrán se ha destapado como uno de los delanteros más difíciles de defender en la Copa de la Liga Profesional (algo que también se extiende a la Libertadores). Móvil, combativo y dando una gran presencia al espacio o en los apoyos. Para el Sabalero, la energía con la que carga cada minuto su atacante es un plus para afrontar los distintos momentos del partido. Algo que además se extiende a una buena manera de complementarse con el compañero que le acompañe (Falcioni está explotando los sistemas del 1-4-4-2 y 1-3-5-2).

Su juego con pelota es bueno. Al menos en lo que a Colón requiere. Su función no solamente se centra en estar cerca del área, sino que va hacia las bandas o retrasa algunos metros para poder combinar con otros jugadores. A partir de ahí, rompe con velocidad para castigar cualquier resquicio que pueden dejar los rivales en su propio campo. Algo que también sucede cuando su equipo juega más directo, donde pese a no ser un delantero de gran corpulencia si es difícil de abordar de espaldas. Son cinco sus goles en este 2022, entre ellos uno ante Boca en La Bombonera.

Sin pelota, es el primer elemento del conjunto de Falcioni en iniciar la presión. Lo mejor de todo es que Beltrán parece incansable. Se desgasta de un lado a otro para incomodar a sus contrarios cuando tienen la pelota, aunque en ocasiones el impetu le lleva a realizar esfuerzos que pueden ser dosificados.

A medio camino entre Santa Fe y Buenos Aires, el cordobés trata de hacerse un nombre en Primera División para cerrar el círculo y triunfar bajo el mando de Marcelo Gallardo. Colón tiene una opción de compra de 10 millones de dólares, un precio que parece inalcanzable de cara a mantenerlo, y algo que hará que Beltrán acabe ocupando la delantera del Millonario en algún momento, seguramente.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?