NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

COLÓN

La tercera pieza maestra de Colón

Pese a que muchos focos van hacia 'Pulga' Rodríguez y Facu Farías, Rodrigo Aliendro lleva tiempo demostrando que es un futbolista importante para la Raza.

Actualizado a
La tercera pieza maestra de Colón

Rodrigo Aliendro es una de las joyas de la corona dentro de Colón. Sin tantos focos como el veterano 'Pulga' Rodríguez o la gran promesa Facu Farías, se puede considerar que el volante argentino es un cerebro para el equipo de Julio César Falcioni (anteriormente para Eduardo Domínguez). Un jugador diferencial que creció desde lo más bajo del fútbol argentino para establecerse como uno de los jugadores más diferenciales dentro del país.

Hoy luce en las formaciones de Colón para desplegar un gran nivel por todos los campos de Argentina, pero su pasado estuvo en el barro. Algo que, en vistas a la actualidad, seguramente le ayudó para depurar su técnica y visión de juego. Aliendro estuvo en las categorías bajas del fútbol argentino con Ituzaingó, jugando la cuarta categoría del país, y también la Primera B nacional con Chacarito Juniors (donde salió campeón). Ahora, en Primera División, todo se ve desde la altura, pero su crecimiento no es progresivo y con grandes oportunidades.

La vida de 'Rodri' cambió cuando Atlético Tucumán llamó a su puerta. De no vivir del fútbol a tener su gran opción para dedicarse a lo que mejor ha sabido hacer. El tiempo dio la razón al Gigante del Norte. Su estancia no fue larga (de 2016 a 2019), pero los 130 partidos que disputó en el club fueron suficientes para que Colón apostara por él de cara a grandes objetivos. A la Raza tampoco le otorgó dudas el futuro de cara a su adquisición.

El final de la pasada temporada acabó por todo lo alto para él. El momento más preciso de Colón se dio cuando obtuvieron el campeonato de la Copa de la Liga Profesional, pero a lo largo de todo el 2021, Aliendro se destapó como uno de esos jugadores que no están valorados en su justa medida en el fútbol argentino. No atrae grandes miradas, y aún siendo un futbolista de buen pie, capaz de actuar en lo individual y colectivo, el reconocimiento parece ir de otro lado.

En este 2022, y habiendo alcanzado su madurez futbolística con 30 años, lo normal es que su nivel siga en el punto establecido o creciendo. Su final de contrato en Santa Fe finaliza en este mismo año en el mes de junio. Por ese entonces, si no ha habido un acuerdo para mantenerle en el plantel y seguir con un proyecto con capaz de crecimiento, lo lógico es que dentro del fútbol argentino haya una buena batalla por hacerse con sus servicios.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?