NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS | NICOLÁS TAGLIAFICO

"El Barça era una oportunidad soñada y no me ayudaron"

El lateral izquierdo del Ajax rompe su silencio en una entrevista con AS tras la negativa del club holandés de dejarlo salir en el mercado de invierno al Barça.

Actualizado a
"El Barça era una oportunidad soñada y no me ayudaron"

Nicolás Tagliafico (31 de agosto de 1992, Argentina), es uno de los referentes del Ajax. En su cuarto año en el club de Ámsterdam y con un ciclo que él considera cumplido, quiere afrontar nuevos retos. Flamante campeón de la Copa América y referente del grupo de Scaloni, rompe el silencio con AS tras no poder jugar en el FC Barcelona.

¿Cómo está Nico Tagliafico?

Bien, bien, llegué a Holanda el miércoles a la mañana y ando con jet lag, dormí tres horas antes de ayer, tengo que aguantar para no dormirme... pero acá estamos, de vuelta en el frío, je.

¿Se le hicieron cortos los 10 días con la Selección?

Se hicieron un poco largos por la perspectiva y expectativa del mercado pero cortos en la Selección porque cuando jugué el primer partido y me sacaron amarilla, me suspendieron para el de Colombia y se pasó rápido. Pero la expectativa de esperar el último día de mercado me generó estar ansioso, con el teléfono, esperando una llamada, en ese sentido fue largo.

¿Le costó abstraerse del mercado de fichajes? ¿Charlaba con algún compañero su posible salida o la de otros como Lo Celso (nuevo jugador del Villarreal) o Julián Álvarez (nuevo jugador del Mánchester City)?

Sí, sí, hablé con ellos. Se nombraba primero lo de Julián y después con lo que salía en la prensa, que algunas cosas eran verdad y otras mentira, mis compañeros me preguntaban qué había, qué pasaba. Lamentablemente no tenía una respuesta y había que esperar, a Lo Celso le pasaba lo mismo y él se quería ir del club, era una decisión suya y lo mío era igual, esa incertidumbre de saber qué pasa, si tenía que volver a Holanda o irme a otro lugar, por lo que en mis ratos libres estaba esperando qué pasaba.

Lo Celso manifestó que decidió irse para tener continuidad con miras a la Selección. ¿Su situación fue igual? ¿Tenía ganas de salir y una de las razones era esa?

Desde que empezó el torneo, después de la Copa América, tuve lesiones y la imposibilidad de salir, se había caído mi salida, además tuve una sanción, por lo que empecé desde atrás y el equipo empezó a consolidarse de una manera en la que yo no estaba, no era parte del 'once' y empecé a entrenar como siempre lo hago pero empecé a darme cuenta de que el entrenador no me iba a tener en cuenta, no me iba a dar minutos y lo hablé con él, me dijo que había empezado con lesión, que el equipo va bien, que ahora no lo podía tocar, que me siga entrenando... y lo hice, me costó mucho al principio, era la primera vez que me pasaba en mi carrera, el estar afuera, siempre estuve jugando y mirándolo desde adentro pero después lo asimilé y me concentré en trabajar, laburar y ayudar el equipo, desde donde me toque y así fue.

Ampliar

"Me costó asimilar el verlo desde afuera pero después me concentré en trabajar"

Tagliafico y su suplencia

Pero la situación no cambió...

En diciembre y enero me encuentro que sumé pocos minutos comparado a lo que venía sumando antes y en la Selección sí sumé minutos, eso me ayudó. Yo siempre intento verle las cosas positivas a todo y entrené más fuerte, entrenar las debilidades que tenía, empecé a entrenar más el gimnasio, a tener más energía, a cuidarme mucho más pero en esta situación uno quiere jugar y sentirse parte, estar metido en el equipo y mi idea era sumar minutos, por lo que este mercado era ideal para buscar minutos, aunque nadie me garantiza los minutos en enero, en otro club, con los equipos armados, pero me daba la oportunidad para cambiar de aires, empezar de cero en otro equipo y el deseo de seguir creciendo sigue estando, es un momento para salir, encontrar otra motivación, siento que acá por más que me mantenga a un buen nivel y trabaje no puedo competir por el puesto.

¿Le decepcionó la postura de su club? ¿Dónde quería jugar?

Por un lado sí, yo estoy hace cuatro años en el club y he jugado con la cabeza rota, con gafas protectoras, al 70%... yo decía que tenía hinchado el tobillo y me preguntaban si podía estar y yo decía que sí, que no estaba al 100% pero obvio, si me necesitas no te voy a decir nunca que no, lo he dado todo, cada vez que me pidieron, yo estuve. También afuera de la cancha, hubo buenas oportunidades y siempre me puse del lado de los intereses del club. Y en este momento que me llega una oportunidad irrechazable y no me dejan, noto que me decepcionan, entiendo que las situaciones no eran fáciles, que estamos en enero, pero al final nos termina perjudicando a los dos, tanto a mí porque no puedo lograr lo que yo quiero y al club, porque me retiene. Ellos me entendieron, tienen sus motivos pero es una lástima, siento que las oportunidades no se pueden dejar pasar y esta era una oportunidad única, poder ir a un club como el Barça, para mí era una oportunidad soñada y no me ayudaron, al fin y al cabo. Tampoco hubo claridad para desde el principio decirme que no me iban a ayudar. Me decepciona porque tengo la sensación de que me perjudicó mi profesionalidad, el entrenar siempre bien, nunca dar un problema, tener cada día un buen comportamiento, es mi mentalidad y mi forma de ser y siempre voy de esa manera, pero veo que a veces te suma y en otras ocasiones te penaliza y te hace plantearte si no es mejor mirar solo por los intereses de uno y tener una actitud diferente para beneficio propio.

¿No hay vuelta atrás?

Siento que llegó un momento que uno conoce todo, conoce el club, sus compañeros, conoce al entrenador y sabe cómo se van a seguir dando las cosas y no me veía mucho futuro para jugar porque no hubo mucho cambio, no hubo nada diferente y por eso pensaba que si voy a pelear el puesto, prefiero pelearlo en otro lugar donde lo pueda competir, acá ya conozco todo, sé cómo va a seguir la cosa, el entrenador se decidió por otro compañero y tiene a sus preferidos, él toma la decisión y yo me entrené a morir, no veo cambio, por eso pensé que era el momento ideal para salir y el club no me lo permitió. Ahora ya está, ya se cerró la ventana de pases y cualquiera que me conoce y sabe especialmente la conexión que tengo con la hinchada, el afecto que me hacen sentir, lo que logré ya acá y mi carácter, saben lo que pueden esperar si tengo oportunidad de salir a la cancha con los retos que tenemos hasta junio.

Faltan unos meses para terminar la temporada, es año de Mundial... ¿qué espera de estos meses que faltan hasta que se abra la nueva ventana del mercado?

Estoy muy tranquilo porque no bajé el rendimiento. No es que no estoy jugando porque empecé a bajar el rendimiento, cada vez que entro, o meto un gol o hago alguna asistencia, lo noté también en la Selección, me siento que puedo rendir, no estoy falto de fútbol. Obvio no es lo mismo jugar todos los partidos que jugar cada cuatro partidos, pero sin embargo siento que los entrenamientos de la Selección estoy con mucha energía y es lo que más tranquilo me tiene, a pesar de no estar jugando lo necesario me mantengo en nivel, que es lo más importante.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?