NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SIMEONE

La espina clavada del Cholo: "Jamás tendrás dinero para ficharme..."

Simeone, en Amazon, habla de su experiencia en Racing: "Me llevan a un hotel para decirme que al año siguiente no iban a contar conmigo y yo les dije: 'El día que me quieras volver a traer, no me vas a poder pagar".

Actualizado a

La historia del Diego Pablo Simeone entrenador es llamativa. Pasó de jugar en la Primera División con Racing, el equipo del que era socio e hincha, al igual que su papá, para entrenar a sus compañeros. En ese Racing había compañeros de la talla de Úbeda, Bastía, el Mago Capria o el Pipa Estévez y al Cholo le tocó ser el director técnico.

Esta aventura no duró mucho, ya que unos meses después, el entonces nuevo gerenciador, Fernando de Tomaso, lo echó para volver a traer a Merlo, uno de los personajes más influyentes de la historia del club.

La situación de Racing

Para ponernos en contexto, la situación económica de Racing a finales del siglo XX y principios del siglo XXI era muy mala. La 'Academia' casi desaparece y un ente gestionado por muchas aristas, llamado 'Blanquiceleste', se hizo cargo del club. Esta comisión estaba dirigida por un gerenciador y el que le dijo a Simeone que se haga cargo del equipo fue Fernando Marín.

El día del anuncio y la llegada del Profe Ortega

Las primeras palabras de Simeone al frente del equipo fueron: "Yo tengo unas expectativas enormes, el equipo tiene problemas pero confío en que acá hay mucho más de lo que se está dando". Su papá, por su parte, no se esperaba ese cambio tan brusco. Y en ese momento, el Profe Ortega se sumó a su cuerpo técnico por primera vez.

Inicios complicados

Racing perdió los tres primeros partidos y Simeone estaba en la cuerda floja. Pero una reacción hizo que empezara a ganar con el equipo y faltando tres jornadas, el nuevo gerenciador, Fernando de Tomaso, lo llama a Simeone. 

Una frase para la historia

Simeone así lo cuenta: "Me llevan a un hotel para decirme que al año siguiente no iban a contar conmigo (a partir del siguiente torneo), y yo les dije: 'Lo único que les voy a decir es que yo voy a ser un gran entrenador. Y el día que me quieras volver a traer, no me vas a poder pagar'. Así. Bueno, no estuve tan lejos, je".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?