BOCA 2-0 SARMIENTO

Boca festejó en la vuelta del total del público a La Bombonera

El equipo de Battaglia ganó dos a cero con goles de Vázquez y Fabra. Sarmiento en ningún momento fue rival y la mejor noticia fue la vuelta del 100% de aforo.

Buenos Aires
0
Boca festejó en la vuelta del total del público a La Bombonera

Primer partido con aforo completo en La Bombonera, la gente feliz, día soleado en Buenos Aires y Boca recibiendo a Sarmiento. Los aplausos de los hinchas eran para Battaglia, Izquierdoz, Rojo, Vázquez y Almendra, obviando casi la presencia de Villa.

Pero era el jugador colombiano el que tenía la primera gran chance del encuentro. Cardona con un pase largo habilitaba al delantero que remataba de zurda, siendo Vicentini clave para que el primer gol del partido no llegara.

Boca presionaba con más ganas y pelota parada que con fútbol. Izquierdoz la tuvo a la salida de un tiro libre pero el arquero volvió a aparecer. Mientras, Fabra se quejaba con razón de un planchazo de roja, que el árbitro no apreció.

El partido se planchaba y la gente levantaba al equipo cuando había un tiro de esquina en el arco que tiene a la 12 atrás. El juego del equipo de Battaglia no era buen y a veces, incluso, muy plano. Almendra siempre lo intentaba desde afuera y con ese tiro, La Bombonera entera se venía arriba.

Y ese empuje, ese ir constante, terminó en gol. Boca presionaba y metía a Sarmiento en su arco. Cardona, con un gran pase entre líneas para Advíncula, dejaba solo al peruano, que tocaba para Vázquez que bien de ‘9’, hacía el primero de Boca para que la gente explote de alegría.

El equipo de Junín no se tiraba atrás y casi tenía el empate en una gran jugada, pero Marcos Rojo evitó el gol de Torres sobre la línea. Se salvaba Boca, que cada vez que podía entraba por los costados con los laterales y Villa.

El primer tiempo se iba cerrando con Boca sin hacerse dueño del partido. Es verdad que dominaba pero llegaba poco y casi sin peligro, por lo que Sarmiento esperaba su chance sin apuro, pero esa espera se podía haber acabado si el tiro de Cardona pegaba un poco más abajo. El colombiano, con comba, rompió el travesaño y se lamentaba. Con espacios, el ’8’ de Boca es diferencial y eso se notaba en la cancha. Boca se iba al vestuario con una chance de Villa que Vicentini sacaba de manera milagrosa y con la gente aplaudiendo al equipo.

El segundo tiempo arrancaba igual que terminó el primero: con Boca atacando por los costados y con Fabra reencontrándose con el Fabra que deslumbró hace varios años. Dos arriba el equipo de Battaglia y Sarmiento casi fuera del partido.

Después del gol, el partido era secundario. La gente en las tribunas se ponía a cantar y saltar, festejando la vuelta al aforo completo en La Boca.

Battaglia, a los quince minutos del segundo tiempo, daba entrada a Pavón, Salvio y Medina. Quizá pensando en la visita a Avellaneda del próximo miércoles o quizá pensando en darle más aire al equipo. Salían Vázquez, Ramírez y Villa del terreno de juego y minutos después era el turno de Licha López, que ingresaba por Marcos Rojo.

Faltando quince para el final, se iba Cardona, uno de los más destacados del partido, para que entre el Pulpo González. El partido estaba controlado por Boca y el objetivo de Battaglia era agarrar confianza pero también cerrar el encuentro, cosa que no ocurría.

El partido iba entrenado en un valle y Advíncula se quejaba del esfuerzo realizado con su selección en el parón. Boca enfriaba el partido y conseguía los tres puntos en una noche donde la mejor noticia fue la vuelta del aforo completo a la cancha.