BOCA JUNIORS

Otra prueba de carácter

Como contra Rosario Central y Lanús, Boca logró salir a flote en un momento complicado. Personalidad y buen fútbol, dos cosas vitales para jugar a esto.

0
Otra prueba de carácter
JUAN MABROMATA AFP

Antes de comenzar con cualquier análisis sobre el Boca de Sebastián Battaglia hay que tener en cuenta que no siempre los cambios suceden tan rápido. Cuesta creer cómo hace algunos meses, no tantos, este equipo mostraba una versión completamente inferior a la de ahora y se ubicaba en los puestos más bajos de la tabla de posiciones.

Teniendo en claro esto, sí se puede hacer foco en diferentes factores que mejoraron desde el desembarco del "León" en el plantel de Primera. Uno de ellos, quizá combinado entre lo futbolístico y lo anímico, es el carácter que saca a relucir el Xeneize cuando se encuentra en desventaja. Pese a que todavía cueste olvidar la derrota en el Superclásico, donde las cosas no salieron bien debido a problemas propios y ajenos, como pudo ser la apresurada decisión del árbitro en expulsar a Marcos Rojo, Boca mostró un amplio poder de resiliencia en momentos adversos.

El 2-1 final frente a Godoy Cruz, que atraviesa un gran momento con Diego Flores en el banco, es otro ejemplo que demuestra que cuando un equipo está convencido de lo que quiere y tiene la cabeza fría para pensar en momentos de turbulencia, las posibilidades de acariciar la victoria serán mayores que en otros casos. Ni siquiera el mal comienzo pudo opacar el objetivo inicial que se charló puertas adentro: ser protagonistas a base de buen fútbol y sociedades.

Pasó en Rosario contra Central, se repitió ante Lanús en el regreso de los hinchas a Brandsen 805 y sucedió de nuevo frente al Tomba en la noche del miércoles. Que Boca revierta esta clase de partidos ya no se trata de casualidad, sino de mentalidad. Las formas siempre importan.