RIVER PLATE

Un balance positivo en un contexto adverso

River no pudo alcanzar la punta contra Independiente, pero consiguió 4 puntos sobre 6 posibles en una seguidilla complicada en la que tuvo muchas ausencias.

0
Un balance positivo en un contexto adverso
Marcelo Endelli Getty Images

Antes de que comience el clásico de este domingo, River volvía a encontrarse con una de esas posibilidades que generan una ilusión adicional: si ganaba, podía alcanzar a Talleres y Lanús en lo más alto del campeonato. No lo consiguió, pero aún así Marcelo Gallardo terminó la jornada con una mueca de tranquilidad.

Es que a pesar de que muchos puedan considerarlo como otra oportunidad desperdiciada en el marco de un certamen que al Millonario le viene costando desde que comenzó el ciclo del Muñeco, al mirar en perspectiva el panorama era distinto a esa foto de la tabla de posiciones.

Los de Núñez tienen la Liga Profesional de Fútbol como único objetivo hasta fin de año a partir de que quedaron eliminados de la Copa Libertadores y la Copa Argentina, sin embargo no pudieron incluir a sus mejores hombres para este encuentro ni el anterior ante Sarmiento de Junín.

A diferencia de otras fechas en las que el DT "cuidó" a sus jugadores en pos de priorizar otra competición, las bajas por lesiones y convocatorias internacionales afectaron esta vez de manera sensible su planificación y había que jugar con lo que quedaba.

Sin Franco Armani en el arco, sin marcadores centrales naturales, sin dos piezas clave en ofensiva como Matías Suárez y Julián Álvarez, recién ayer con el regreso de Nicolás De La Cruz, River improvisó en todas las líneas y se propuso terminar de pie en esta seguidilla.

Arrancó perdiendo los dos partidos, pero terminó ganando en el Eva Perón el lunes pasado y también mostró una reacción positiva para alcanzar la igualdad contra un Rojo que lo había dominado con claridad en la primera etapa.

No fueron encuentros con brillo, con demasiado volumen de juego, pero sí hubo corazón y persistencia para la búsqueda cuando las ideas y los recursos se agotaban. Esas intenciones dieron sus frutos.

"Estos 10 días tienen un valor importante en todo sentido, nos viene muy bien recuperar aire, energía, lesionados y jugadores y con eso vamos a tener más fuerza y optimismo para lo que venga. Haber sorteado esta etapa no fue fácil. Lo bancamos con responsabilidad", concluyó Gallardo en su conferencia de prensa.

El mini receso incluirá en el medio la última de las tres fechas de Eliminatorias Sudamericanas y las elecciones PASO del próxima fin de semana. Recién el miércoles 15, al Millonario le tocará visitar a Newell's en Rosario. Luego vendrán Arsenal y Central Córdoba, antes del Superclásico.

Mirar a todos desde arriba genera ansiedad y River sabe, por experiencias anteriores, que no puede fallar en instancias decisivas. Pero también tiene en claro que el camino es largo y los análisis se deben hacer en contexto. Esta vez, el empate en casa fue una buena noticia.