NBA

Campazzo: "Sería un sueño ganar un título en la NBA"

En un larga nota, Facundo Campazzo habló de todo: el éxito del Mundial 2019, Tokio 2020, su adaptación en la NBA, y su admiración a Manu Ginóbili y Luis Scola.

0
Campazzo: "Sería un sueño ganar un título en la NBA"

Facundo Campazzo es la estrella que estará al frente de la Selección Argentina de básquet al retirarse Luis Scola. En una larga nota al ciclo de entrevistas "Caja Negra", habló de todos los temas: Mundial de China, su paso a la NBA y sus ambiciones con Denver Nuggets, además del legado que le dejaron Manu Ginóbili y Luis Scola.

Su paso del Real Madrid a la NBA:

"A veces pensaba que no se iba a dar. De hecho cuando firme el contrato con el Real Madrid por cinco años dije ya está, este es el contrato de mi vida, estoy en el mejor club a nivel FIBA del mundo y ya está. Pero meses después pensé 'yo no me puedo retirar y pensar que no lo intenté', y después de haber firmado empecé a hablarlo, vamos a intentarlo, ya está. Es un sueño reciente, antes era una fantasía quizá".

La adaptación a la NBA:

"Es como que no caes, no tomás dimensión muchas veces de donde estás. En cierto punto pensás que es normal. Quizás me cayó la ficha en el primer día con la camiseta de entrenamiento, pero después pasan los días y lo tomás con más normalidad, lo naturalizás un poco. Hoy por hoy no tomo dimensión de donde estoy. Es un poco la inconsciencia, queriéndola la hago un poco a propósito de no pensar donde estoy para que no sea una desconcentración y vivir el presente".

El mundo de la NBA, el "trash talk":

"El que se enoja pierde y yo me siento como en las películas, lo disfruto. Me encantaría ganar un título en la NBA pero es sumamente difícil, es un sueño, una fantasía, pero elijo creer poder conseguirlo. Me siento en una franquicia con un equipo que puede pelear cosas importantes".

Manu Ginóbili para Campazzo:

"Manu cambió el deporte argentino, no solamente por su forma de jugar sino por su cabeza, su manera de pensar. Poder haber compartido con él, disfrutarlo, es un privilegio, un orgullo para mí, me enseñaba todo el tiempo, no hacía falta ni que me hable, intenté siempre ser una esponja al lado de él".

Luis Scola, referente para Facu:

"Es único, no va a haber nadie como él. Para mi va a haber un antes y un después de su retiro de la Selección. Me pasa lo mismo que me pasaba con Manu, que te enseña cosas constantemente, y encima te dice, no hace falta que te hable pero cuando te habla te lo dice de frente, como tiene que ser, al hueso, y siempre te empuja a ser mejor. También como Manu, lo que representa no solamente a la hora de jugar. Si vos ves cualquier entrevista de él siempre sacas algo tremendo, te deja volando la cabeza. Intentaba ser un estudiante al lado de él. Se retiró de la Selección y quería ir al gimnasio al otro día. Realmente es algo que admiro".

El éxito en el Mundial de China 2019:

"La clave fue que en ningún momento nos comparamos con la Generación Dorada. En la final caímos en la realidad. España es un equipazo también que sabe como jugarnos y que tiene experiencia en ese tipo de partidos. Nos costó abstraernos un poco de lo que pasaba porque nadie se esperaba que estemos jugando la final del mundo y un poco pesó en todos".

El sinsabor de Tokio 2020:

"Pecamos de comparar al equipo con China, quizá inconscientemente o no, te relajás un poco. Individualmente somos mejores jugadores después de dos años, nos faltó ensamblarnos como equipo y eso te lo da la preparación, si bien tuvimos días para entrenar es como que nunca terminamos de decir 'entrenamos bien' y eso nos pasaba en China. No nos sentíamos cómodos con nuestro juego, nosotros siempre buscábamos los puntos en los primeros puntos, éramos buenos con eso, y nos obsesionamos con eso y empezamos a jugar a una dinámica difícil de sostener. A más velocidad, menos efectividad. Y lo que estábamos haciendo de anular las comparaciones de la Generación Dorada lo empezamos a hacer con lo que pasó en China. Y lo de China ya está, ya pasó, hay jugadores diferentes, hay recambio".

La desventaja física midiendo menos de 1,80m:

"El mundo del básquet es un mundo de altos y que haya uno bajito llama un poco la atención. Siempre escuchaba esas cosas pero nunca me afectaron. Quizá porque cuando era más pibe en Municipal éramos todos bajitos y jugábamos contra Atenas y los mejores clubes, que eran todos reclutados altos, y nosotros íbamos para adelante y luchábamos, ganábamos, salimos campeones del torneo local de Córdoba. Siempre hice oídos sordos porque a la hora del partido no los veo tan altos. Siempre me pasa lo mismo, estoy nervioso antes del partido porque veo que son grandotes, pero después ya está".