JUEGOS OLÍMPICOS | FÚTBOL

Batista se resistió con Almada

El talentoso atacante de Vélez apenas contó para su selección en los Juegos Olímpicos. Ante España, disputó la mayor parte de sus minutos en Tokio.

0
Batista se resistió con Almada

El camino de la selección Argentina de fútbol en los Juegos Olímpicos ha sido un vaivén de sensaciones. Cayendo de manera sorprendente en el primer partido ante Australia sin poder abrir su marcador ante una defensa férrea. Alcanzando una victoria que daba vida al combinado en la competición tras abrir el muro de Egipto. Y finalmente, viviendo con incertidumbre los minutos finales ante España tras conseguir un empate que daba la posibilidad de seguir adelante en los minutos finales.

No obstante, la albiceleste ha quedado a deber en el juego realizado. No es que la selección dirigida por el Bocha Batista haya sido la mejor en la historia del país en unos Juegos Olímpicos, pero la propuesta en Tokio no ha ayudado siempre para sacar a relucir lo que había en plantilla con algunos de sus pupilos.

Uno de los puntos más discordantes de Argentina en estos tres partidos de Japón ha sido el papel de Thiago Almada. El talentoso futbolista de Vélez parecía uno de los nombres elegidos para comandar a la selección en ataque, y sin embargo, tras la sombra de Ezquiel Barco y Alexis Mac Allister, el de Ciudadela apenas tuvo un rol relevante. El primer partido ante Australia no lo vio con sus compañeros tras la línea de cal, no siendo convocado. En el segundo ante Egipto pisó el verde en el minuto 89 para agarrar la victoria que daba vida. Ante España, con el marcador en contra, Batista tiró de él en el minuto 70 para tratar de dar la vuelta a las cosas. El resultado fue una asistencia para el gol del empate. La continuidad de Almada llegó demasiado tarde.

El papel de Thiago Almada en Argentina fue muy secundario. Un futbolista que podría haber ayudado a armar mejor los ataques de su selección, que no rehuye de contactar con la pelota y que asume responsabilidades para generar cosas. Vélez notó su ausencia en la Libertadores y eso le costó la eliminación, seguramente a la albiceleste le haya sucedido lo mismo pese a contar con otros dos atacantes como Barco y Mac Allister. Aún así, el futuro de Almada solo apunta al éxito.