MESSI

Messi: "He dejado de hablarme con mucha gente por la distancia"

El futbolista del Barcelona, en una entrevista para el Diario Olé, ha repasado temas personales, desde sus inicios a sus pasiones o sus cambios físicos.

El futbolista del Barcelona, en una entrevista para el Diario Olé, ha repasado temas personales, desde sus inicios a sus pasiones o sus cambios físicos.

Lionel Messi ha concedido una entrevista al Diario Olé y en el adelanto de esta se pueden conocer algunos temas personales del jugador del Barcelona y la selección argentina. Desde sus pasiones fuera del fútbol al secreto de la milanesa de madre.

El inicio de la barba: "El tema de la barba fue que llevaba mucho tiempo afeitándome, yo estaba con Gillette y me decían que dentro de lo posible fuese afeitado. Luego dije, ya no me afeito más. Luego en la Copa América de 2016, había muchos con barba y me fue quedando y lo dejé. Por ahí me agarra la locura y la saco o me dejo el pelo largo".

Sus primeros recuerdos: "Con cuatro o cinco años ya andaba con pelota, desde que empecé a caminar. Me acuerdo de mis primeros partidos de Grandoli, en la cancha. Yo tengo hermanos, primos más grandes y siempre nos juntábamos a jugar. De la primera pelota no me acuerdo, pero siempre andaba con ella, luego ya empecé a jugar en el club".

La distancia con su hogar: "Siempre era llorando la vuelta de Rosario, quería volver para seguir haciendo lo mismo, pero me costaba dejar todo lo que tenía, sabía que tenían que pasar al menos seis meses para volver. También he perdido muchas amistades, era muy difícil la comunicación. Hoy cualquier chico de 13 o 14 años tiene un teléfono, y en esa época no. Más en Argentina, era muy difícil y las relaciones se iban perdiendo. He dejado de hablarme con mucha gente por la distancia".

Sus otras pasiones: "Me gusta el pádel, miro tenis. El estilo es pasarla, pasarla. Juego mucho con Pepe Costa, yo corro y él mete la calidad. No jugamos mucho tampoco porque tenemos partido cada tres días, pero me gusta".

La milanesa de casa: "La salsa que va encima de la milanesa, comí muchísimas o muy buenas, pero esta es la primera, la que comí en casa. Otros también las probaron y aseguran que es verdad. Es la que comí de chico, más seguido".

Llegada al Barcelona: "La verdad que tomar esa decisión fue difícil, pero al mismo tiempo fue rápida. Ni lo dudé, sin pensar. Fue duro porque cuando yo llegué no podía jugar por un tema de papeles, después empecé y me lesioné. Estuve casi un año sin poder competir. Me entrenaba, que no era lo mismo. Y después tuve la suerte de que a partir de ahí fue todo muy rápido"

La máscara de Puyol: "En esa estaba en Cadetes, tendría 14 o 15 años creo... Y un fin de semana, en un partido contra el Espanyol, me pegaron un codazo y me fracturaron el pómulo. Y al siguiente fin de semana jugábamos la final de la Copa Catalunya, que se jugaba en esa época y no sé si se sigue jugando... Y de esa edad es como un torneo importantísimo. Y justo a Puyol le había pasado lo mismo y había jugado con una máscara no sé cuánto tiempo. Y me la hicieron llegar, y que juegue con eso. Entrené un par de veces, entré a jugar cinco minutos y era imposible, me quedaba grande, se movía para todos lados. Y me la saqué a la mierda. Jugué un rato, creo que hice dos goles y ganamos 3-0. Y a los 30' me sacaron. Estaba mi viejo gritándole al técnico que no, que no jugara sin máscara, que lo saque, qué sé yo, y al final me terminaron sacando. Pero yo en ese momento no me daba cuenta del peligro, de lo que podía llegar a pasar. Yo quería jugar como sea. En esos momentos me molestaba, agachaba la cabeza y no veía la pelota, me la saqué y seguí jugando"

Sus hijos: "Yo tengo la suerte de estar prácticamente todo el día con ellos, poder llevarlos al colegio, ir a buscarlos, llevarlos a fútbol, a otras actividades y me encanta. Lo que más disfruto es el despertarme, el desayunar con ellos... Aunque a veces los quieres matar, ja, ja, ja"

Familia: "La verdad, salimos poco por el día a día de los chicos. Tenemos tres y al final te terminas adaptando a su rutina de ellos. Salen del colegio y hacen alguna actividad. Los vas a buscar y hacen algo, hasta las 8:30 o 9:00 que comemos, sin dormirse... Los haces comer, ya se duermen y ya caemos nosotros también. Terminas muerto"

Los padres del colegio: "Tuve la suerte de tener un grupo de padres espectaculares. Empezamos con los de Thiago, que fue el primero en ir al cole, hacerse de amigos, y tiene un grupo muy bueno, los padres también. Ya es normal vernos, juntarnos. Y soy uno más"

Lo complicado de ser Messi: "Más que nada, el tema de las salidas. Que por ahí quieres pasar inadvertido y meterte donde hay mucha gente o en un centro comercial por ahí es más complicado, pero tampoco pasa de que te conozcan, de una foto, de eso... Pero también tienes... Es que hay momentos que uno quiere estar sin esa presión. Es que muchas veces también tienes tus locuras. Y estás loco porque no quieres cruzarte con nadie. Por ahí la gente te pide una foto o un autógrafo, y por ahí no quieres saber nada. A Thiago no le gusta, no le gusta que lo reconozcan... El carácter de él es muy tímido y la pasa mal. Y Mateo todo lo contrario, le chupa un huevo que lo reconozcan, o que digan esto o aquello, le da lo mismo. A Thiago lo baja y le cuesta un poquito más. Pero ellos dos ya se dan cuenta".

Estudios: "La verdad que no me gustaba estudiar y me costaba, pero siempre me porté bien. Hice el secundario acá en España. No prestaba atención, me costaba, pero era bueno, me portaba bien"

¿De qué se arrepiente?: "De no haber pedido camisetas antes a jugadores que he enfrentado cuando era chico. Como la de (el brasileño) Ronaldo, la de Roberto Carlos, jugadores que me enfrenté y hoy digo me hubiese gustado tener esa camiseta".

La Copa de este año: "La verdad es que la última Copa del Rey fue especial por el momento en que estábamos también, el club viene de un par de años donde no la veníamos pasando bien por diferentes resultados y por títulos. Porque es un vestuario muy joven, con mucha gente, y gente nueva, y esta Copa del Rey para el vestuario fue un punto de inflexión, y muy importante"