Boca Juniors BOC
3
Cristian Medina 4', Sebastián Villa 10', Franco Soldano 94'
At. Tucumán TUC
1
Leonardo Heredia 21', Erbes 59'
Final

BOCA 3-1 ATL. TUCUMÁN

Boca sumó un triunfo necesario

Con goles de Medina, Villa y Soldano, el Xeneize venció al elenco tucumano y se metió en puestos de clasificación. Almendra, figura del equipo.

Boca sumó un triunfo necesario
Marcelo Endelli Getty Images

Los primeros 25 minutos en la Bombonera fueron vibrantes y no solo desde el juego, sino también desde el resultado. Boca salió con todo, desplegó un fútbol interesante y mostró, sin dudas, su mejor versión en lo que va del año. Sin emabrgo, Atlético Tucumán supo reponerse y se metió rápido en partido gracias a una jugada aislada.

La primera emoción de la tarde noche llegó a los 5': Cristian Medina rompió por el centro y definió de manera excelente cuando enfrentó al arquero rival. Segundos antes, Agustín Almendra y Carlos Tevez habían protagonizado una magnífica maniobra colectiva para asistir al "Marquinhos" xeneize. A los 11', otra vez Almendra tomó el balón en los metros finales y asistió, con un pase de tres dedos, a Sebastián Villa, quien gambeteó al golero y definió de zurda. Sí, en un abrir y cerrar de ojos, Boca se puso 2-0 arriba en la Bombonera.

Sin embargo, el Decano descontó a los 22' y dejó en claro que daría batalla hasta el final tras el gol de Leonardo Heredia, quien capturó un rebote dentro del área boquense y metió un certero cabezazo para batir a Agustín Rossi. Sorpresa y mazazo en Brandsen al 805.

El complemento comenzó a todo ritmo en la Ribera: primero, Javier Toledo tuvo el empate pero Rossi respondió de gran manera y le tapó el mano a mano; después, Carlitos hizo una enorme jugada dentro del área pero falló, de manera increíble, a la hora de definir. El Apache, de gran partido, no estuvo fino en los metros finales como otras veces.

La expulsión de Cristian Erbes le facilitó las cosas al último campeón del fútbol argentino que, con Alan Varela como eje en el centro de la cancha, dominó la posesión de la pelota y manejó los hilos del partido. Boca continuó atacando, pero padeció muchísimo la falta de eficacia y mantuvo abierto el pleito hasta los minutos finales: recién sobre la hora, Franco Soldano liquidó el match y decretó el 3-1.

Russo movió el banco sobre el cierre, con el objetivo de que corra el reloj, y Boca se terminó llevando un triunfo necesario que lo coloca en puestos de clasificación. El balance, más allá de haber sufrido en alguna que otra jugada, es altamente positivo ya que mejoró en lo futbolístico y sumó tres puntos fundamentales. Ahora, la Copa.