SAN LORENZO

"Vine a la Argentina para que la gente del país me conozca"

Franco Di Santo, goleador de San Lorenzo, habla con AS sobre su llegada al fútbol argentino, la exigencia del Ciclón y su paso por el Chelsea, entre otros.

"Vine a la Argentina para que la gente del país me conozca"

Franco Di Santo es un tipo común. Desde su casa y con su hija nacida hace pocas semanas, atiende a AS y es amable en todo momento. Su vuelta al país para que su hija nazca entre 'sus seres queridos' es la mejor noticia para el jugador. San Lorenzo está en un proceso de reconstrucción de la que él forma parte.

¿Qué significó para vos volver a la Argentina y jugar en el fútbol argentino tras toda una carrera en el exterior?

Volver a la Argentina era algo que tenía pendiente, no había jugado nunca en el país, los ´primeros pasos los había dado en Chile y quería volver a la Argentina por lo menos pudiendo correr, estar bien físicamente. También quería que mi hija naciera acá, rodeado de la gente que uno quiere, que siempre es positivo. La verdad que es importante para mí y quería que la gente de Argentina me conozca, más allá de que me habían visto por nombre, nunca me habían visto jugar.

¿Te sentís referente de este San Lorenzo? ¿Cómo se encuentra el equipo en la previa de una serie importante ante el Santos para entrar a la Libertadores?

Creo que el hecho de ser un jugador que pasó por varios clubes, jugando al fútbol fuera o por muchos años ayuda a ser un referente, pero no me considero uno de ellos, sí me considero un jugador que ayuda a los más jóvenes, ayuda a que lleguen donde quieren llegar, darles las armas que a uno no le dieron cuando era chico y ayudar siempre al compañero. A veces me siento referente en ese sentido, de ayudar a los más chicos de que logren sus sueños de jugar en Primera, irse a Europa, consolidarse en el fútbol argentino. Uno no dice si es referente, lo dicen el resto de los compañeros.

¿Entendés la exigencia de la gente de San Lorenzo y las críticas de las primeras semanas de competencia?

San Lorenzo está bien, pudimos ganar los últimos dos partidos del fútbol argentino y esperemos que la clasificación a la Copa sea ese puntapié para consolidar el equipo (el partido de ida no le fue bien a San Lorenzo, perdiendo por 3-1 como local) hay un grupo con diferencia de edad que lo hace competitivo y creo que el equipo está bien y que ojalá se ratifique.

La exigencia de San Lorenzo es muy grande, San Lorenzo es un club grande del país. Las críticas siempre van a estar, este es un país exitista, donde hacés dos goles sos el mejor y no hacés goles y sos el peor, creo que no es así. Hay muchos jugadores que hacen un trabajo enorme y no se ve. Yo siempre juego igual, a veces no entra la pelota y hoy está entrando. A uno lo ayuda anímicamente y ayuda al equipo, que siempre es necesario para seguir sumando puntos. Las críticas siempre están, siempre están expuestos, sobre todo los arqueros y los delanteros.

Te fichó el Chelsea siendo muy joven. ¿Cómo fue esa experiencia en el equipo inglés?

Fue algo increíble de lo cual nunca me voy a olvidar, una experiencia única haber compartido vestuario con figuras del fútbol mundial. Llegamos a la final de Champions, estuve en el banco con 17-18 años, después las semifinales que nos roban contra el Barcelona… fue el mejor Chelsea en mucho tiempo, fue muy gratificante para mí aprender de jugadores con mucha experiencia y sencillos a la vez.

Jugaste en Inglaterra, en España, en Alemania, en Brasil, en Chile... ¿Qué campeonato te gustó más y cuál crees que fue tu mejor momento?

La verdad que todos tienen su encanto, todos me dejaron algo. Donde más feliz fui creo que fue en Chile, jugar por diversión y ser feliz, es incomparable. Cuando uno va creciendo se va perdiendo, es complicado mantener eso toda la carrera, se logra pero no es fácil, hay exigencias diferentes a medida que uno crecer.

En Alemania me fue muy bien en Bremen, donde fui goleador y me sentí referente en el plantel, en Inglaterra aprendí idioma, cultura, mis primeros pasos lo di en el fútbol inglés y eso me llevó al fútbol alemán. En España quizá no me sentí cómodo porque no estaba bien físicamente y llegué a un club que estaba armado, Brasil fue una liga muy intensa y la disfruté.

¿Qué crees que te faltó en tu carrera?

Sigo pensando que me hubiera gustado jugar un poco más en la Selección, jugando en el Wigan fui a la Selección y no tuve la chance de ir a la Selección, eso me dolió, no fui a ningún amistoso, pero sigo con fe intacta de ir, sé que es difícil, por supuesto, pero nada es imposible con esfuerzo y perseverancia, haciendo bien las cosas en el fútbol argentino, voy a luchar por eso.

Estás en racha goleadora y eso se nota en el rendimiento del equipo. ¿Cuál es el objetivo del club? ¿Qué les piden los dirigentes?

Creo que el objetivo del club es estar lo más arriba posible, como todo club grande. A veces se puede y a veces no, creo que hay que darle tiempo al proyecto, antes con Soso, ahora con Dabove. Creo que la medida de Brasil de nada más cambiar el entrenador dos veces por temporada creo que viene bien para todos, técnicos, jugadores y dirigencia. Todas las energías van a ir para el lado positivo, no al negativo. Creo que los objetivos son estar en el lugar más alto posible.