River Plate

River, Alonso y el recuerdo a 35 años de una tarde soñada

El 6 de abril de 1986, el River campeón del Bambino Veira dio la vuelta olímpica en La Bombonera y ganó 2-0 el Superclásico con goles de su gran ídolo.

River, Alonso y el recuerdo a 35 años de una tarde soñada

El 6 de abril no es un día más en el calendario de los riverplatenses. Desde 1986, se lo recuerda como "el día de la pelota naranja", el de un triunfo completo e inolvidable que incluyó la vuelta olímpica en La Bombonera y dos goles de uno de los máximos ídolos de la institución para redondear una tarde gloriosa.

A 35 años de aquella victoria icónica que tuvo a Norberto Alonso como abanderado, el Millonario la recordó en sus redes sociales con imágenes, videos y el saludo a la gran figura del encuentro.

Ese día que quedó en la memoria de los hinchas de River arrancó con el tradicional festejo del campeonato que el equipo de Héctor Veira había conseguido casi un mes antes, el 9 de marzo, al vencer 3-0 a Vélez en el Monumental. Pese a las polémicas en la previa y los pedidos de los organismos de seguridad, los futbolistas decidieron no privarse de celebrar en territorio ajeno antes del partido.

Para prevenir que los papelitos arrojados por los hinchas afectaran la visibilidad de la pelota, se optó por utilizar una de color naranja y con ella el Beto marcó de cabeza su primer gol de la jornada. Restaurado y donado por el árbitro Francisco Lamolina, hoy el balón ocupa una vitrina en el Museo River.

Ya en el segundo tiempo y con pelota blanca, Alonso de tiro libre, con un desvío en la barrera, le dio cifras definitivas al marcador.

Fue el comienzo de un año soñado en Núñez. Luego vendrían la Copa Libertadores, la Intercontinental y el retiro ideal para el número 10 que es leyenda para varias generaciones.