ARGENTINA

Impuesto a las Ganancias: en qué consiste el proyecto y qué trabajadores lo pagarán

El Frente de Todos presentó un proyecto de ley en el Congreso para subir el mínimo no imponible de Impuesto a las Ganancias. Qué significa para los trabajadores.

0
Impuesto a las Ganancias: en qué consiste el proyecto y qué trabajadores lo pagarán

El Impuesto a las Ganancias siempre estuvo en el tapete desde que se creó en la crisis de 2001: es un impuesto progresivo, donde paga el que más ingresos tiene. La escala varía según sus ingresos, de ahí su nombre.

La escala tiene un piso de ingresos, que se denomina "Mínimo no imponible", no todos los trabajadores lo pagan, sino los que perciben haberes por encima de ese piso -con atenuantes como son la cantidad de hijos a cargo-. A partir del año 2021, el mínimo no imponible es de $ 74.810 de salario neto (de bolsillo) para un soltero y $ 98.963 para un casado con dos hijos.

Qué dice el proyecto de ley presentado en el Congreso:

El proyecto tiene como objetivo una deducción especial lo cual solo pagarían el Impuesto a las Ganancias las personas con salarios brutos mensuales con monto superior a $ 150.000. Este monto se actualizará automáticamente todos los años, para que no quede atrás con respecto a la inflación.

Los jubilados se verían beneficiados, ya que el límite pasaría de 6 a 8 veces la suma de los haberes mínimos (de $ 114.210 a $ 152.280).

¿Cuántas personas no pagarían Ganancias con la nueva ley?

Si se aprueba esta ley, estiman en la Casa Rosada que la cantidad de jubilados y trabajadores alcanzados por este impuesto bajaría sensiblemente de 2 millones a cerca de 733.000, o sea una reducción cercana a un 63%. Esto significa que este impuesto alcanzaría a solo un 10% de los empleados de relación de dependencia, cuando hoy alcanza al 25%.

El Gobierno Nacional calcula que el costo fiscal de esta ley rondaría los $ 40.000 millones, un 0,11% del Producto Bruto Interno (PBI) estimado para 2021, y un 0,48% del presupuesto aprobado para este año.

Evolución del Impuesto a las Ganancias:

El pico fue en 2013, bajo la gestión de Cristina Kirchner. Ante esa situación, la Presidenta en aquel momento firmó un decreto que estableció que los trabajadores cuya remuneración mensual "entre los meses de enero a agosto del año 2013 no supere la suma de $15.000" quedarían exentos de pagar el impuesto.

Otro tema es la actualización de la escala, donde produce saltos bruscos según lo que percibía cada trabajador. Algo que tampoco está contemplado en este nuevo proyecto de ley y que puede llevar a debate en el Congreso.

Mauricio Macri había prometido en campaña de 2015 eliminar este impuesto para todos los trabajadores. Pero, durante su gestión, la cantidad de trabajadores registrados y jubilados que pagaron aumentó significativamente.

Actualmente, el Congreso aprobó en 2016 un sistema que actualiza el monto de escalas y el mínimo no imponible se calcula dependiendo de la evolución de salarios (llamado RIPTE) y se actualiza de manera similar a la inflación. Las personas alcanzadas en teoría, pagan menos.