INTERNACIONAL

La historia de los botines de Matthäus que usó Maradona

El exfutbolista alemán contó en Süddeutsche Zeitung una divertida anécdota sobre las botas con las que jugó la final del Mundial del 90... que también llevó Diego.

La historia de los botines de Matthäus que usó Maradona

Después de que haya pasado más de un mes del adiós de Diego Armando Maradona siguen saliendo a la luz historias y anécdotas en torno a su figura. En esta ocasión ha sido el alemán Lothar Matthäus, campeón del Mundial de Italia 90, quien habló en Süddeutsche Zeitung del día en que jugó un amistoso con el '10' y tuvo que dejarle las botas para jugar.

"Jugué ese partido por equipos con Maradona, en la selección mundial de Platini, contra Francia. Era la primera vez que Maradona y yo realmente pasábamos tiempo juntos, durante dos días enteros, coincidimos mucho. En el almuerzo, antes del partido, Maradona me dice: 'Me olvidé mis botines'. Tenía un contrato con Puma y en la selección siempre tenía que jugar con Adidas. Y como ya iba a entrenar, también llevaba zapatillas Adidas. Entonces le digo: 'Diego, ¿cuánto calzás?' Me dice 6½ o 7, no recuerdo exactamente. Y le digo: 'Mirá, sé que también tenes contrato con Puma. Pero tengo un par de Adidas conmigo'. Otro no los hubiera usado, pero eso no molestó a Maradona. Después del partido, me los devolvió. ¡Pero los había atado de manera diferente!", explicó Matthäus.

"No los ató en diagonal, sino en diagonal saltando un agujero y luego de nuevo en diagonal, saltándose otro agujero. Yo pensé: 'si Maradona puede jugar con un cordón así, yo también puedo hacerlo'. Y los dejé atados así, pero solo los usé en la selección y nunca en los entrenamientos, ni en ningún partido de la Bundesliga ni en ningún partido de la Champions League, así que duraron más".

Matthäus utilizaría esas mimas botas en la final del Mundial del 90, con Alemania y Argentina peleando por ser campeón, y el calzado sería el gran motivo por el que el propio Lothar no fue el encargado de lanzar el penalti que acabaría adelantando y dando el título a Alemania Federal.

"En la final, ya estaban un poco rotas. A menudo jugaba con agujeros, algo así es difícil de imaginar hoy. Pero en el minuto 35 de la final, la suela se rompe, cede. Mientras tanto, tuve que cambiarme los botines, incluido mi modelo. Me puse un modelo que no conocía. Por eso no marqué el penal en la final, sino Brehme. El encaje de Maradona estaba más suelto en el empeine. Era más cómodo de llevar, todavía tengo esos zapatos en casa. Y también tengo dos camisetas del Mundial de Maradona".