MUERE SABELLA

Sabella, el pionero

Alejandro Sabella fue el primer argentino en jugar en el fútbol inglés. El Sheffield United quiso fichar a Maradona, pero por una cuestión económica fue Pachorra el que llegó.

Sabella, el pionero

Alejandro Sabella, fallecido a los 66 años a causa de complicaciones derivadas de una enfermedad coronaria, siempre será recordado como un pionero en su país. El ex jugador y técnico de la selección argentina en el Mundial de 2014 fue el primer argentino en jugar en el fútbol inglés, abriendo de esta forma una ventana aún por explorar para sus compatriotas. 'Pachorra' vistió la camiseta del Sheffield United y del Leeds y dejó una huella imborrable en las islas británicas.

La llegada de Sabella a Sheffield fue muy particular, pues nunca fue la primera opción del club del condado de Yorkshire. El equipo que por aquel entonces militaba en la segunda división inglesa tenía como prioridad fichar nada más y nada menos que a Diego Armando Maradona. El '10' ya deslumbraba en Argentinos Juniors y todo estaba preparado para su incorporación, pero el dinero frustró su llegada. "La avaricia apareció y, tanto los agentes como otras figuras demandaron más dinero, haciendo que el pase eventualmente se caiga. Sólo tenía 17 años, pero ya era un genio, por lo que se puede decir que fue una enorme oportunidad perdida", contó John Ludden, autor del libro Maradona: érase una vez en Nápoles, a The Sportsman hace unos meses.

Una vez se descartó el fichaje de Maradona, el Sheffield United inició la búsqueda de un reemplazante. Apareció el nombre de Alejandro Sabella sobre la mesa, compatriota de Diego, de perfil similar y que por aquel entonces era uno de los mayores talentos del campeonato argentino. Mediocampista habilidoso con la pelota, llamó la atención de los ingleses por sus grandes actuaciones en River Plate, equipo que lo vio crecer. En cuatro años como profesional en Núñez, disputó 118 partidos, anotó 11 goles y sumó tres títulos, pero el número 10 seguía siendo para Norberto Alonso y 'Pachorra' demandaba mayor protagonismo. El 19 de julio de 1978, Sabella se convertía en nuevo jugador del Sheffield por una suma de 160 mil libras, cifra récord para aquella época.

"Vimos el primer partido del Mundial en Argentina y, al ver a Ardiles, hablamos acerca de la posibilidad de sumar a un jugador como él. Estaba convencido que Sabella tenía algo que atraería a la gente, pero River no quería dejarlo ir. El acuerdo finalmente se hizo, pero al llegar al aeropuerto, el hombre que nos tomó los pasaportes nos miraba y no nos quería dejar pasar porque teníamos a Sabella con nosotros", confesó Harry Haslam, entrenador del Sheffield United en aquel momento.

Su llegada a las islas supuso todo un acontecimiento. Ambos clubes acordaron la disputa de un amistoso para celebrar el fichaje del argentino, el primero en jugar en el fútbol inglés, que terminó con victoria millonaria por 1-2. El talento de Sabella deslumbró a todos, incluyendo a sus propios compañeros. "Nunca habíamos visto a alguien así. El primer día que apareció, todos nos quedamos con las bocas abiertas", recordó Mike Speight, jugador del Sheffield, en Four Four Two. Con la camiseta de The Blades, Sabella jugó 76 partidos y anotó 8 goles. Sin embargo, no pudo evitar el descenso de su equipo a tercera división y decidió abandonar Sheffield para fichar por el Leeds. El argentino cumplió su sueño de jugar en la Premier League para después regresar a Estudiantes, el club donde se forjó su leyenda.

Sabella durante su etapa como jugador del Leeds.Sabella durante su etapa como jugador del Leeds.

La incursión de Sabella en el fútbol inglés supuso la apertura de un mercado hasta entonces inexplorado para los argentinos. Su llegada propició los fichajes de Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa al Tottenham y de Claudio Marangoni al Sunderland. Hoy el fútbol argentino llora por la pérdida de uno de sus rostros más destacados, pero se emociona al pensar en el legado que deja.