COPA LIBERTADORES 1985

La Libertadores de Argentinos Juniors cumple 35 años

En la Copa Libertadores de 1985, Argentinos vencía en un tercer partido decisivo a América de Cali y ponía su nombre entre los campeones de América.

La Libertadores de Argentinos Juniors cumple 35 años

Un 24 de octubre de 1985, cambiaba la visión del mundo hacia el barrio de La Paternal en la Ciudad de Buenos Aires. Argentinos Juniors vencía a América de Cali en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción y se consagraba por primera vez campeón del máximo torneo de clubes sudamericano: la Copa Libertadores de América.

Hasta ese momento solo cuatro clubes argentinos habían ganado tal certamen: Racing, Independiente, Estudiantes de La Plata y Boca Juniors. Codiciada por todos y obtenida por pocos, la Copa Libertadores le otorgó al club donde surgió Diego Armando Maradona, un prestigio y respeto incomparable e indeleble.

La serie final ante América de Cali:

El primer partido terminó 1 a 0 y festejó el equipo argentino con un gol de Emilio Commisso, pero en la vuelta el resultado fue al revés y tuvieron que desempatar con un tercer encuentro. Carlos Mayor, protagonista de ese encuentro lo recordó: "Perdimos 1 a 0 en Cali y al otro día a las 6 de la mañana nos tomamos un vuelo charter los dos planteles juntos rumbo a Paraguay. Jugamos a las 72 horas del partido de vuelta. En Asunción me toca entrar a los 30 minutos del segundo tiempo y jugué esa parte y el alargue. Fuimos a penales y ganamos. Fue muy emotivo".

Al sitio de la Copa Libertadores, Mayor explicó la tensión del partido decisivo en Asunción: "En esa época era todo muy distinto. Vivíamos cada cosa, imaginate que no se televisaba y vivías cosas muy particulares. Me acuerdo que en la final estaba en el banco de suplentes y no nos dejaban salir. Estábamos como encerrados, como en una jaula. Los bancos antes estaban en un pozo y ponían personal de seguridad y a menos que te llame el técnico no podías salir".

Mayor tenía 19 años y era el mas chico del plantel. Se formó en las inferiores del Bicho y recuerda la gesta como uno de los momentos más felices en su carrera: "Nunca viví ni compartí un grupo como ese. Hacíamos reuniones, eramos muy unidos, si alguien le pasaba algo el resto estaba encima. Eso fue determinante. Los grandes nos aconsejaban mucho, nos apañaban. Nosotros también éramos muy respetuosos. Siempre éramos los primeros en llegar, en entrenar, nunca le faltábamos el respeto a nadie. Éramos soldados".

Jorge Olguín, uno de los más veteranos del plantel y campeón del mundo en 1978, recordó lo vivido en Asunción: "Fue muy importante no sólo por lo conseguido sino también por lo que representaba la forma de jugar del equipo. No teníamos cancha propia y eso hizo que el equipo se acostumbrara a jugar de la misma manera en cualquier cancha. Jugábamos igual de visitante que de local. Nadie se esperaba que Argentinos Juniors estuviera al nivel de los mejores equipos".

Sobre el plantel, destacó: "teníamos algo importante que hoy se hace mucho: era un equipo corto. Jugábamos siempre juntos, manteníamos la distancia y nadie quedaba solo. Cuando íbamos para adelante íbamos todos, cuando retrocedíamos también".

Formaciones del partido desempate en Asunción:

Argentinos Juniors: Enrique Vidallé; Carmelo Villalba (Carlos Mayor), José Pavoni, Jorge Pellegrini (Miguel Lemme), Adrián Domenech; Jorge Olguín, Sergio Batista; Mario Videla, Renato Corsi, Emilio Commisso; Claudio Borghi. DT: José Yudica.

América de Cali: Julio Falcioni; Hugo Valencia, Gonzalo Soto, Henry Viáfara, Gabriel Chaparro; Pedro Sarmiento, González Aquino, Roberto Cabañas; Willington Ortíz (Antonhy De Ávila), Ricardo Gareca, Juan Battaglia (Hernán Herrera). DT: Gabriel Ochoa Uribe.