MARTÍN PALERMO

Entrevista en AS a Martín Palermo desde Buenos Aires

Martín Palermo atiende a AS y habla sobre el presente y su futuro como entrenador: "Me gustaría dar el paso a Europa y conocer el fútbol español".

Martín Palermo (7 de noviembre de 1973, La Plata) atiende a AS desde su casa en Argentina, donde está viviendo en estos momentos con su familia tras pasar por el fútbol mexicano, más concretamente por Pachuca. Los duros momentos que vive el mundo debido a la pandemia no son ajenos a él pero también esto le sirvió para poder pasar más tiempo con las personas de su entorno.

¿Tuvo tiempo durante la pandemia para prepararse más como entrenador?

Sí, la verdad que fue un momento muy complejo, desde el momento que comenzó la pandemia y yo había regresado en diciembre de México (de su experiencia en Pachuca, tras finalizar su contrato). Me sirvió para poder reencontrarme con mi familia después de casi 3 años y medio fuera, dos años y medio en Chile y después en México, así que fue mucho tiempo fuera del país y esos primeros meses me ayudó a estar en contacto con ellos. Con la pandemia uno tuvo que adaptarse a la modalidad de vida e interiorizándome cómo los entrenadores están dirigiendo y llevando los entrenamientos al no estar en contacto con los jugadores y no poder ir a entrenar.

¿Hubo charlas con otros colegas durante estos meses?

Empecé a charlar con entrenadores, estuve formándome, vi congresos de algunos directores técnicos como Del Bosque, Karanka… también di alguna charla yo en la liga ecuatoriana de fútbol… creo que sirvió un poco de eso, esta situación nos dio posibilidad a los entrenadores de abrirnos, de contar un poco su metodología, su manera de trabajar y eso ayuda a cada uno a tener una visión diferente de los demás entrenadores.

¿Este parón le sirvió un poco para ver con más tranquilidad el entorno?

Sí, esto sirvió para trabajar más en la formación del cuerpo técnico, añadimos una ‘coach’ y un ayudante de campo, eso sumado al preparador físico que ya estaba y un analista de video, nos ayudó a tener reuniones, a conocernos más entre nosotros al haber gente nueva, empezar a relacionarnos y a pesar de hacerlo a través de internet servía para hacer algunos trabajos. La idea era ver fútbol y seguir conociendo jugadores, diferentes modelos de entrenamiento y situaciones, leer y seguir conectados, todo eso ayuda porque me gusta seguir aprendiendo y estar siempre actualizado. Esta etapa nos sirvió para parar un poco la pelota pero a su vez que le demos importancia a otras cosas que con la dinámica del día a día te cuesta porque a veces el contexto no te deja.

¿Surgió alguna posibilidad de entrenar tras la experiencia de México? ¿Qué analizan junto al cuerpo técnico cuando reciben una propuesta para entrenar?

Surgieron algunas posibilidades pero no tan concretas debido a la situación que se vivía de no poder viajar y llegar a tal país… estaba todo muy limitado, aunque surgió una posibilidad de ir a un equipo de Colombia, también en Chile donde tengo conocimientos, en Uruguay surgió la chance de ir a un equipo grande… y cuando un equipo pregunta por vos hacemos un análisis profundo, tenemos que conocer el club en todos los detalles: estructura, recursos humanos, instalaciones, proyectos que tiene el club, importancia de los juveniles, prioridades y pretensiones, los jugadores que tiene, la cultura del país o su idiosincrasia, la climatología… todo eso va en el análisis para llegar a una institución… además de saber para qué es la propuesta, si es para pelear el campeonato y que sea protagonista, que se invierta o se potencien juveniles… hay que ir de la mano de la dirigencia porque es lo bueno… hay que sacar concusiones del análisis que se hace, porque lo que hacemos es por trabajo pero también por pasión y deseamos que pronto pueda llegar a aparecer una posibilidad de trabajo.

¿Ahora a fin de mes vuelve el fútbol en Argentina… te gustaría volver a entrenar en el fútbol argentino?

La verdad es que uno siempre está abierto a escuchar cualquier posibilidad que vaya dentro de la sintonía que uno pretende al dirigir un equipo, pero la verdad que cuando comencé como entrenador era un círculo muy cerrado el fútbol argentino, que no salía de ahí y la verdad es que no, está bueno ir a otros países y salir como me ha tocado a mí en Chile o México y la verdad que me gustaría dar el paso a Europa, conocer el fútbol español… y tener un crecimiento que me gustaría vivir.

¿Y qué ofrece Martín Palermo y su cuerpo técnico a los clubes?

Principalmente el potenciar a los jugadores de manera individual, y también dejar un legado en relación al trabajo y a lo que pudimos hacer crecer al equipo instituncionalmente y de conseguir los resultados o por lo menos haberlo intentando. El técnico exitoso no solamente se basa en conseguir títulos o salir campeón porque campeón hay uno solo. También es bueno que uno pueda demostrar con el trabajo que es exitoso y como te digo, me gusta dejar algún legado o una buena imagen de entrenador en esos clubes. Ser protagonista, potenciar jugadores… esa es mi visión y la del cuerpo técnico y creemos que es la mejor manera de prepararse para llegar al éxito.

Los jugadores reciben mucha información hoy en día, ¿cuál sería el equilibrio entre la buena información y la sobreinformación?

Creo que hoy por hoy todo ha avanzado tanto con la tecnología que la información que uno puede tener y recibir tanto de tu propio equipo como del rival creo que para el cuerpo técnico es importante para analizar y hay que ser medido y justo para lo que uno le quiera transmitir y darle esa información al jugador pero sin abusar de todo lo que uno puede recabar tanto de video como de estadísticas… pero puede ser bueno porque quizá el jugador no ve tanto fútbol y no conoce tanto a los rivales, pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos, por eso hay que tener las herramientas y elementos para que todos los jugadores estén preparados al salir a la cancha y sacar provecho de esto.

Pero la diferencia la sigue haciendo la toma de decisiones… ¿ustedes cómo la trabajan?

La realidad es que hay que trabajarlo, sin dejar de que el jugador tenga su propia creatividad y toma de decisiones y uno lo que busca en su forma de trabajo es relacionar todos estos aspectos para que sean las mejores decisiones las que se toman adentro de la cancha, hay trabajos específicos y también el aspecto mental que trabajamos con la ‘coach’ que creo que al haberlo sumado hoy es un área para tenerlo en cuenta porque lo mental pasa por tomar decisiones y que sean buenas decisiones. Activar la cabeza hoy por hoy es importante, y no solo en el fútbol, sino en cualquier deporte hay que darle importancia.

¿Pudo hablar con entrenadores de otras disciplinas para saber cómo trabajan?

Tuve la posibilidad de hablar con Sergio Hernández (ex entrenador de la Selección Argentina de Básquet y de Boca Juniors) que lo conocía y la verdad que teníamos buena relación, tuve una charla con él por su liderazgo como entrenador, cómo era dirigir a grandes figuras que él había tenido como Nocioni, Scola o Ginóbili… tenía curiosidad de saber cómo era su manejo y cómo era su función, creo que me ayudó desde otra perspectiva al ser otro deporte.

Del fútbol actual... ¿qué le parece Lautaro Martínez?

Creo que hoy está con mucha confianza, con un potencial mostrado en el Inter y un nivel muy alto, es joven y creo que seguramente tiene muchas cosas por aprender y seguir madurando, está en un nivel de poder mantener ese lugar ganado en la selección.