RIVER PLATE

Martínez Quarta: "Cualquiera querría jugar en Inter o Milan"

El defensa de River Plate, hablando con ‘Calciomercato.it’, reconoció su deseo de jugar en Europa, quizás ya en 2021: "Lo que dijo Zanetti es un orgullo".

Martínez Quarta: "Cualquiera querría jugar en Inter o Milan"

Lucas Martínez Quarta, definido por Javier Zanetti “uno de los mejores talentos del fútbol argentino”, sigue sonando para varios equipos de Europa de cara al 2021, cuando caducará su contrato con el River Plate. El defensa habló de su momento personal y de sus sueños durante una larga entrevista que concedió al medio italiano ‘Calciomercato.it’, reconociendo el deseo de dar el salto al fútbol europeo en su futuro.

- Lucas, ¿cómo está viviendo estas semanas de cuarentena?

- Entrenando, intentando mantenerme bien para no sufrir demasiado físicamente cuando regresemos al campo. Estamos en contacto permanente con el cuerpo técnico, el profe… Desesperados por volver. Supuestamente, a principios de agosto trabajaremos en la cancha en grupos de seis sin pisar el vestuario. Ojalá pasen rápido estos días: un jugador de fútbol necesita el entrenamiento, la rutina diaria. Vivimos de eso.

- ¿Está siguiendo el regreso del fútbol europeo?

- Sí, gracias a Dios, al menos nos estamos entreteniendo. Hay fútbol todos los días, he visto muchos partidos de las ligas alemana, española, italiana, inglesa… Ojalá pronto nos toque a nosotros.

- ¿Qué le parecen los partidos sin público?

- Lamentablemente, durante un tiempo nos tendremos que acostumbrar a esta triste realidad. No es lo mismo, obvio. La gente acá es apasionada, canta mucho. Quieras o no, a un jugador escuchar la hinchada le empuja. Eso se echará en falta.

- En septiembre, al River le espera la Libertadores.

- Siempre es un objetivo muy importante para nosotros, está más que claro. El año pasado se nos escapó por tres minutos, en este queremos revancha. Trataremos de volver lo mejor posible, aunque en las primeras semanas no será fácil. Se notó la falta de ritmo, al principio, en el fútbol europeo, y aquí será lo mismo.

- También empezarán las eliminatorias sudamericanas…

- La Selección es un sueño que anhelo desde chiquito. Gracias a Dios, me tocó ir, lo hice bastante bien y gané la consideración del cuerpo técnico. Quiero agarrar rápidamente el ritmo por eso: tenemos competencias importantes con el club y hay la ilusión de formar parte de la Argentina para las eliminatorias.

- Su contrato con River caduca en 2021. ¿Ha llegado el momento de dar el salto a Europa?

- Puede ser. Es obvio que cualquier jugador sudamericano sueña con llegar allí, es otro de mis sueños y me gustaría cumplirlo, el año que viene o cuando sea. Ahora, sin embargo, solo estoy pensando en entrenar y hacerlo de la mejor manera posible con el River.

- Ha sonado para equipos de la Premier, Serie A, LaLiga…

- Cada una tiene sus virtudes y defectos, pero son ligas muy competitivas. La realidad es que sería difícil elegir, me gustan y me hacen mucha ilusión las tres.

- Zanetti le ha definido como uno de los talentos más interesantes de Argentina…

- Es un referente. Que un exjugador con su trayectoria diga eso, la verdad, es motivo de orgullo para mí. Me hizo pensar que estoy haciendo las cosas bien y que debo seguir por ese camino.

- ¿Hubo algún contacto con equipos europeos en estos meses?

- Son momentos difíciles, el mercado no va a ser lo mismo, hay más rumores que otra cosa. Lo he hablado con mi representante y le dije que me llamase cuando llegue algo concreto, mientras tanto prefiero estar aislado porque muchas veces te ilusionas y los rumores terminan siendo eso y nada más.

- ¿Cuáles equipos europeos eran sus favoritos de pequeño?

- Me gustaban mucho Inter y Milán, y en España seguía a Real Madrid y Barcelona.

- Podemos decir, entonces, que algún día le gustaría enfundarse la camiseta nerazzurra o rossonera…

- Claro. Son dos equipos muy grandes, con mucha historia. De acá a que haya algo concreto hay un largo trecho, pero a cualquier jugador le gustaría jugar en uno de esos dos clubes.

- Empezó como mediocampista defensivo, ¿cuándo llegó el cambio a defensa central?

- En la primera pretemporada con el River. El entrenador me puso de central, al principio no me gustaba, pero fui conociendo la posición con el tiempo y hoy en día me considero totalmente un central. Y ya me gusta (ríe).

- ¿Cuáles son sus referencias en esta posición?

- Uno de mis grandes referentes es Sergio Ramos, siempre lo digo, es un espejo para mí. También me gustan mucho Otamendi, con el que tuve la suerte de compartir vestuario, Piqué y Maldini.

- En Europa y sobre todo en Italia, los defensas deben trabajar mucho tácticamente.

- Y a mí el trabajo táctico me gusta. Aquí tenemos un técnico como Gallardo que sabe muchísimo de eso, él y sus ayudantes lo trabajan siempre. Marcelo nos inculca la táctica defensiva permanentemente. Luego, claro, por más que prepares todo, siempre el instinto del jugador, el saber leer las jugadas, lo que marca la diferencia.

- Cuéntenos sus virtudes y sus defectos…

- Soy bastante autocritico conmigo mismo, quizás la rapidez no es mi mejor virtud, pero creo que tengo una muy buena lectura de las jugadas. No voy al choque permanentemente, me gusta anticipar: soy más posicional que aguerrido, igual debería mejorar eso. Luego tengo un buen pase, me gusta asumir la responsabilidad de salir con pelota y arrancar la jugada. A veces eso puede llevar a malas decisiones, y debo aprender más cuando salir y cuando no hacerlo.

- Aspectos que, quizás, podría mejorar con su llegada a Europa.

- Sería muy lindo. ¡Ojalá!