BOCA JUNIORS

El muro en defensa de Boca: sólo 8 goles encajados en Superliga

El campeón de la Superliga, con 8 goles encajados, se queda a tan sólo dos del récord del Apertura 2011. Gran mérito de Alfaro y Russo.

El muro en defensa de Boca: sólo 8 goles encajados en Superliga

El título de Superliga ha marcado un antes y un después en Boca. En primer lugar, por la importancia de lograr un trofeo que parecía ya perdido y en manos de River y por el sufrimiento que ha sido la temporada para la comunidad xeneize. Desde la final de Copa Libertadores perdida ante su máximo rival, el conjunto de La Ribera no levantaba cabeza. Tercero en el campeonato 2018/2019, derrota en la final de la Copa de la Superliga ante Tigre, eliminado por Almagro en los dieciseisavos de la Copa Argentina, fuera de la final de la Libertadores 2019 a manos del Millonario... Resultados que terminaron por agotar la paciencia de la directiva y acabó con el despido de Gustavo Alfaro.

Llegó Miguel Ángel Russo y Boca recuperó la ilusión. El plantel y el técnico xeneizes se aferraron al espíritu de la Copa Libertadores 2007, título que logró de la mano del actual DT, y remontaron el vuelo para ganarle la Superliga a River. Hay varios aspectos a destacar en el camino del club hacia la victoria final, pero sin duda, el plano defensivo es el que ha cobrado mayor importancia. Y esto es herencia de Alfaro. El anterior entrenador hizo varias cosas mal, pero el mérito de que Boca sea el equipo menos goleado del torneo es suyo. El 'Lechuga' sentó las bases del proyecto que ha continuado y mejorado Russo, convirtiendo a la defensa xeneize en un auténtico muro.

Los de La Ribera sólo han encajado 8 goles en este campeonato, 7 de ellos bajo el mandato de Alfaro y se han quedado a tan sólo dos del récord del Apertura 2011, en el que se proclamó campeón con 6 goles recibidos. Boca se ha mantenido con la valla invicta en las 7 fechas que ha dirigido Miguel Ángel. En total, Russo sólo tiene un gol en contra en 8 partidos oficiales, el del empate a uno obtenido en Caracas en el debut en la Libertadores.

Con Alfaro, Andrada se consolidó como el mejor arquero Argentina, logrando el récord de mayor número de vallas invictas y de minutos sin encajar un gol de la historia del club y erigiéndose como uno de los más destacados de la historia del fútbol argentino. La seguridad en el arco dio confianza a la línea defensiva que con la dupla formada por Lisandro López e Izquierdoz ha obtenido grandes resultados. Buffarini y Frank Fabra han conseguido ser sólidos por las bandas y Junior Alonso ha demostrado ser un recambio de lujo.

El próximo reto de Boca será realizar un buen papel en la fase grupal de la Copa Libertadores, avanzar de fase en la Copa Argentina y lograr el título de Copa de la Superliga que se le resistió el año pasado.