SUPERLIGA

Los suplentes se revelan en la recta final de la Superliga

El comienzo de 2020 y el final del campeonato nos están dejando varios jugadores menos habituales en sus equipos que piden más minutos a base de buenas actuaciones.

Los cinco jóvenes que brillan en el final de la Superliga

Quedan cinco fechas para el final de la Superliga y todo indica que River y Boca se disputarán el título en un mano a mano en el que el Millonario lleva una ventaja de tres puntos sobre el Xeneize. Pese a que no parece que nadie consiga arrebatarle el trofeo a los de Marcelo Gallardo, hay varios postulantes además de los de La Ribera para conquistar el campeonato: Lanús, Argentinos Juniors o Vélez siguen en la lucha. 

En estas últimas semanas de infarto en Argentina los equipos echan mano de sus más jóvenes talentos para reforzar sus filas y disputar tanto el título como las mejores posiciones de la tabla o resistir al descenso. Repasamos los nombres más destacados que nos está dejando este inicio de 2020.

Tiago Banega (1999, mediocentro, Racing)

Una de las grandes joyas de la Reserva de la Academia. Beccacece lo hizo debutar en pretemporada contra Atlético Paranaense y después de causar buenas sensaciones decidió darle la titularidad en su estreno oficial al frente de Racing. Su figura fue vital en el empate de la pasada fecha en el Diego Armando Maradona. Argentinos Juniors se imponía al descanso y en la reanudación, el técnico de la Academia movió ficha y sacó al joven mediocentro de 20 años. Su presencia sobre la cancha cambió la cara del equipo. Tal es su determinación que marcó el gol que puso las tablas en La Paternal. Lo mejor de Banega es que siempre está detrás de la pelota. La pide, la mueve, busca los huecos... En definitiva, hace fluir el juego de Racing.

Agustín Obando (2000, extremo izquierdo, Boca Juniors)

El volante ofensivo de Boca demuestra en cada una de sus actuaciones que está preparado para ser titular. Desde que subiera al primer equipo en abril del año pasado de la mano de Alfaro, ha ido disfrutando de algunos minutos, pero durante las últimas semanas de 2019, su presencia se fue diluyendo. Sin embargo, con la llegada de Miguel Ángel Russo ha recuperado protagonismo. Fue una de las notas positivas de la pretemporada del Xeneize y en la reanudación de la Superliga está aportando grandes cosas al juego de Boca. El extremo se mueve como pez en el agua por el costado izquierdo, busca siempre el desborde y el área para asistir a sus compañeros. Su papel como revulsivo puede ser crucial para su equipo en esta recta final del campeonato.

Braian Martínez (1999, delantero, Independiente)

No ha podido tener un estreno mejor. El delantero del Rojo debutó de forma oficial contra River Plate y dejó a Pusineri tan fascinado que le dio más minutos en el siguiente compromiso ante Boca. El jugador de 20 años se mostró muy participativo en ambos partidos (contra Rosario Central apenas jugó dos minutos). Pidió la pelota constantemente, se asoció con sus compañeros, encaró a los rivales y se permitió la licencia de tirarse algunos lujos. Si el técnico de Independiente le da la confianza suficiente, puede convertirse en un pilar importante del equipo.

Robert Rojas (1996, central, River Plate)

La gran apuesta de Gallardo en este inicio de año. El paraguayo ha sido titular en los tres partidos de Superliga disputados en 2020 y es la gran noticia de River en la recta final del campeonato. El central se ha mostrado muy seguro en cada acción y sus movimientos denotan una veteranía impropia de su edad y su experiencia. Siempre firme en la marca y prestándose a ayudar a sus compañeros, se impone por alto y en la gran mayoría de mano a mano que ha tenido. Sólo quedan cinco fechas para que termine la Superliga y no parece que nadie vaya a quitarle el puesto al surgido en Guaraní.

Matías Esquivel (1999, mediocentro, Lanús)

Ha disputado tres partidos con el Granate y ya se ha ganado la titularidad. El jugador de 20 años está siendo clave en el centro del campo de Lanús. Pide la pelota, genera, gambetea, busca espacios... Juega muy suelto Esquivel y se ha convertido en un gran problema para sus rivales. No le importa quién tenga delante. Encara con mucha naturalidad y veteranía pese a su corta edad. Además, tiene un disparo potentísimo. Una zurda de gran futuro en el fútbol argentino.