Competición
  • Champions League

COPA LIBERTADORES

Desde Fla a Mengao: el significado de los apodos de Flamengo

El equipo carioca es conocido de distintas formas, apodos que se han unido al club a lo largo de toda su historia. Dejan algunos momentos curiosos.

El equipo carioca es conocido de distintas formas, apodos que se han unido al club a lo largo de toda su historia. Dejan algunos momentos curiosos.

Flamengo, club histórico como pocos, cuenta con numerosos apodos que se han generado a lo largo de la historia por distintos motivos. Unos aparecen a través de sucesos más elaborados, mística y otros son mucho más prácticos.

Seguí en vivo el River vs Flamengo de la Final de la Copa Libertadores

Rubro negro

Uno de los apodos más conocidos para mencionar al cuadro carioca y basado en los colores rojo y negro, tradicionales en su indumentaria a lo largo de toda la historia del club.

O mais querido do Brasil

Este apodo, utilizado por los aficionados del club, se basa en que Flamengo es el club con el mayor número de seguidores en el país por delante de Corinthians. Se calcula en algunos estudios que hasta 40 millones de personas pueden sentir los colores del equipo como suyos.

Urubu

Este apodo deja la historia más curiosa. El urubu es un ave similar al buitre que se encontraba en los vertederos y que en un principio era usado como descalificativo hacia los aficionados de Flamengo por ser en su mayoría de clase baja. En un clásico ante Botafogo, los aficionados decidieron dar un giro a la historia y llevar un urubu escondido al estadio para soltarlo durante la salida de los equipos. Ante el ruido ensordecedor de Maracaná el ave escapó antes y voló en un principio hacia la afición rival para luego girar y acudir hacia la de Flamengo.

Fla

Utilizado como diminutivo del nombre completo del equipo brasileño. Sirve para referirse también al clásico más popular de Brasil, el que mide a Flamengo con Fluminense, el Fla-Flu.

Mengao

En esto caso utiliza la parte final del nombre del club y es uno de los más utilizados.