ESTUDIANTES LP

Estudiantes volvió a su viejo estadio: Sabella, una estatua a Bilardo y un león de fuego

El Pincha regresó a 1 y 55 después de 14 años con una fiesta de dos días: figuras, homenajes y shows a todo color. Impresionante.

Estudiantes volvió a su viejo estadio: Sabella, una estatua a Bilardo y un león de fuego
@edelpoficial

Estudiantes vivió dos noches que quedarán en la historia del club: más de 30 mil hinchas -en dos jornadas distintas- vibraron en UNO, su estadio de 1 y 55 donde la familia Pincha vivió tantas emociones. Después de 14 años jugando fuera de casa, el León volverá a su verdadero hogar, que hoy luce renovadísimo, a la altura de las canchas europeas.

La fiesta de regreso estuvo a la altura de la emoción que significa regresar  a casa y con los protagonistas que ayudaron a formar la historia del club platense. Por supuesto, no podía faltar Alejandro Sabella, a quien se lo vio muy bien y muy emocionado. Quien no pudo estar presente por cuestiones de salud fue Carlos Salvador Bilardo, sin embargo se llevó una enorme ovación cuando se presentó en sociedad su estatua.

https://publish.twitter.com/?query=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FEdelpOficial%2Fstatus%2F1193373439303786497&widget=Tweet

Claro, la fiesta no hubiera sido completa si no hubieran estado los campeones del mundo de 1968 o representantes del bicampeonato de 1982/83 como Miguel Ángel Russo.

También desfilaron jugadores muy queridos por el Pincha como Chiquito Bossio, el Tecla Farías, el Chapu Braña y los futbolistas del plantel actual y el presidente, Juan Sebastián Verón, uno de los más ovacionados. También estuvieron El Flaco Schiavi, Roberto Trotta, Mauricio Pellegrino, Agustín Orion entre otros.

UNO fue escenario de una verdadera fiesta con todo el color y el entretenimiento para los presentes: recital de Diego Torres, una actuación de Los Simuladores -histórica serie argentina- y un encuentro entre dos equipos de leyendas que fueron dirigidos por Sabella y Russo.

En el segundo día de celebraciones también hubo emociones fuertes. Como no podía ser de otra manera, los granes ídolos se sumaron nuevamente a compartir el festejo. Los Auténticos Decadentes y la cantante Johana Rodríguez le pusieron ritmo a la noche y un león de fuego que apareció en lo más alto de las tribunas coronó una inauguración inolvidable. Impresionante.