VÉLEZ

Gago y la visita de sus hijos a la cancha: "Mateo me dijo 'quiero que vuelvas a jugar'"

El volante del Fortín recibió a Mateo y Antonella en el campo de juego con la número 6 en la espalda tras el triunfo ante Independiente. ¡Cómo no emocionarse!

Gago y la visita de sus hijos a la cancha: "Mateo me dijo 'quiero que vuelvas a jugar'"
@Velez

Fernando Gago enfrentó varios momentos durísimos en su carrera. Tan duros fueron que, después de su última lesión en el tendón de Aquiles derecho (la tercera en su vida) en la final de la Copa Libertadores contra River en diciembre de 2018, su retiro -con sólo 33 años- estaba más cerca que su retorno a las canchas.

Sin embargo el 24 de agosto de 2019, ocho meses después de aquella noche fatídica, volvió a jugar un partido oficial con la camiseta de Vélez en el triunfo ante Newell's por la Superliga. Después de tanto sufrimiento, y mostrando una resiliencia que pocos tienen, Pintita se reencontraba con la pelota.

Lo que lo hizo decidir volver al ruedo fue una frase que le dijo su hijo, Mateo, de tan solo siete años. "Me dijo 'papá, ¿cuándo volvés a jugar? Quiero ir a la cancha'", contó el volante y conmovió con su relato: "Me fui llorando y dije '¿cómo hago? Me lo está pidiendo él'. Se mandó a hacer un peluche para el que había que pedir tres deseos y lo primero que pidió fue volver a jugar conmigo a la pelota. Ahí dije: 'listo, tengo que volver"

Sólo unos meses después de aquella charla con su hijo, Fernando vive un gran presente en Vélez, donde ya suma cinco partidos (397 minutos) y se destaca como una figura del equipo del Gringo Heinze. Y fue justamente en Liniers, después del triunfo 2-0 sobre Independiente por la fecha 9 de la Superliga, donde Pintita vivió un momento muy emotivo: recibió a Mateo y a Antonella en el campo de juego, ambos con la camiseta del Fortín y con el número 6 en la espalda.

Gisela Dulko, ex tenista y esposa de Gago, alentó desde la platea.

La imagen del mediocampista tomando de la mano a sus hijos adentro de una cancha recorrió las redes sociales y conmovió a todos los fanáticos. ¡Qué viva el fútbol, Fer!