El Superclásico

Boca - River

RIVER PLATE

Nacho Fernández y el fútbol total del River de Gallardo

El mediocampista del Millonario se ha convertido en una pieza fundamental para Gallardo y será el jugador a tener en cuenta por Flamengo en la final de la Copa Libertadores.

Nacho Fernández y el fútbol total del River de Gallardo
Matías Napoli Escalero EFE

Mañana, River y Flamengo se ven las caras en Lima en la primera final única de la historia de la Copa Libertadores. Ambos equipos quieren alcanzar la gloria y gritar campeón por quinta y segunda vez en su trayectoria. Sobre el césped del Monumental viviremos un espectáculo inolvidable que tendrá como protagonistas a las dos potencias del continente. Los de Gallardo han firmado una actuación impecable en la competición y han demostrado con creces que merecen estar en la final.

Pero ya no es noticia que el River de Gallardo es imparable cuando despliega todo su arsenal sobre el terreno de juego. Y parte de la "culpa" de que el Millonario sea uno de los mejores equipos de Sudamérica es de Nacho Fernández. Su influencia en el juego del Millonario por el sector izquierdo es clave para que el engranaje de los locales funcionara a la perfección.

Nacho hace y deshace a su gusto, sin que nadie le entorpezca su labor. Es solidario y generoso con sus compañeros, dentro y fuera de la cancha. No hay un motivador mejor que él. Es la extensión del Muñeco sobre la cancha. Está siempre pendiente de qué es lo que pide el partido. Le pone velocidad, pausa... Marca los tiempos. Es la brújula del equipo.

Tiene una facilidad pasmosa para desestabilizar al rival y generar ocasiones de peligro. En la jugada del segundo gol del Millonario en el Superclásico de la ida de las semifinales de la Copa, el ex Gimnasia apareció para asociarse con Matías Suárez, despistar a la defensa xeneize y rematar a placer al arco de Andrada.

Cuando toca el balón parece que tiene todo pensado, ensayado, pero en realidad es pura improvisación. Juega por intuición, por inercia, esa es su gran valía. Además, mantiene un bajo perfil en la vida pública que lo hace un jugador aún más especial. De esos héroes silenciosos que marcan época. Ahora mismo sería imposible explicar el River de Gallardo sin mencionar a Nacho Fernández, que ya se ha convertido en el mejor jugador del fútbol argentino y que va a poner en muchos apuros al Flamengo de Jorge Jesús.