Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League

SELECCIÓN ARGENTINA

Andrada asegura el futuro del arco de la Selección

El arquero de Boca jugó su segundo partido con la camiseta de la Albiceleste y sumó una nueva valla invicta, dejando claro que Argentina está bien custodiada.

Andrada asegura el futuro del arco de la Selección

Esteban Andrada no puede atravesar un momento mejor. Después de clasificarse a las semifinales de la Copa Libertadores dejando su arco a cero por octavo partido consecutivo, el jugador xeneize se ha convertido en el portero que más minutos lleva sin encajar un gol en la historia de Boca (869).

Después de dejar su arco a cero en el Superclásico del pasado 1 de septiembre, el mendocino superó a Antonio Roma, que ostentaba el récord desde 1969 con 781 minutos invicto. No ha encajado ningún gol desde que comenzó el semestre, y el único tanto que le han encajado a Boca en más de 900 minutos fue en la Copa Argentina ante Almagro y en ese momento el arco lo ocupaba Marcos Díaz.

Andrada acumula 46 partidos protegiendo el arco de Boca. En todos esos encuentros, sólo ha recibido 24 goles y ha mantenido su vaya invicta en 31 ocasiones.

Y este buen momento queda también reflejado en la selección argentina. 'Sabandija' debutó en marzo de la mano de Scaloni en un amistoso contra Marruecos que acabó 1-0. Andrada fue titular y Musso le sustituyó en el segundo tiempo. Mostró la seguridad que le caracteriza y sólo una lesión le dejó sin Copa América. En principio Armani es el portero titular de la Albiceleste, pero nadie sabe qué hubiera pasado en Brasil si Andrada hubiera podido estar.

En el amistoso contra Chile fue Marchesín el que tuvo su oportunidad, pero ante México, el seleccionador nacional decidió que sería el jugador de Boca el que ocuparía el arco. Se le vio muy sólido y tranquilo para salir en cada llegada con peligro de la selección mexicana y también con confianza para salir desde abajo con los pies, uno de sus mayores fuertes. Fue líder dentro del campo, siendo un apoyo constante para el inicio de cada jugada. 

Acumuló una valla invicta más y dejó claro que, junto a Armani, el arco de Argentina está bien custodiado de cara al futuro.