PATRONATO 1 - INDEPENDIENTE 0

Patronato se hizo fuerte en Paraná y deja dudas al Rojo

Con gol de Lautaro Comas en el primer tiempo, el Patrón venció en Entre Ríos a un Independiente impotente, sin juego y maniatado por el local.

Patronato se hizo fuerte en Paraná y deja dudas al Rojo

Independiente luego de triunfar ante este mismo rival por Copa Argentina, ahora quiere sumar de a tres para acercarse a puestos de privilegio, mientras que Mario Sciacqua volvía a poner los titulares, en pos del objetivo de Patronato que es sumar para evitar el descenso.

Independiente empezó dominando en Paraná ante un Patronato que la perdía muy rápido. La insistencia de la visita era mediante centros aereos para complicar a un Ibáñez que estaba molestado por la caída del sol.

Sebastián Palacios tuvo su oportunidad luego del gran pase de Martín Benítez, tuvo que tapar el arquero de Patronato la apertura del marcador. Tampoco pudo Pizzini en el rebote.

Pero luego de unos minutos en que Independiente tenía la pelota pero sin lastimar al Patrón, Ávalos aprovechó un mal pase de Barboza y lo puso a correr a Lautaro Comas, que frente a Campaña definía de zurda y abría el marcador.

Patronato seguía siendo mejor al inicio del complemento. El Rojo ya no tenía la pelota como en el primer tiempo y los volantes ya no incidían y no había presión en el medio del Patrón, además de acumular muchas pérdidas en el círculo central. El local se sentía cómodo con la ventaja y manejando los tiempos.

Ávalos seguia siendo clave en el Patrón. Siempre que tomaba la pelota, generaba chances de gol o situaciones ventajosas para su equipo. Mientras, que Independiente sumaba frustraciones, la impotencia empezaba a dominar en el equipo de Beccacece, al no encontrar los caminos ni siquiera para inquietar a Ibáñez.

Sobre el final, Cecilio Domínguez en la única que tuvo en todo el partido, filtró un buen pase a Seba Palacios que tapó muy bien Ibáñez. Una situación aislada y la única que tuvo un Independiente que no apretó a su rival y no solo que se quedó con las manos vacías, sino con muchas dudas de cara a lo que viene. Patronato por su parte, ilusionado en mantener la categoría, manteniendo su racha de local, solo habiendo perdido 1 de los últimos 11 en Superliga.