Competición
  • Liga Argentina
  • Europa League

U CATÓLICA (E) 3 - INDEPENDIENTE 2 (3-3)

El Rojo pasó con lo justo

Católica reaccionó y con goles de Chalá y Amarilla pusieron suspenso sobre el final, pero el conjunto argentino sobrevivió por los goles de visitante de Benítez y Hernández.

El Rojo pasó con lo justo

En la altura de Quito, Independiente, por la vuelta de octavos de final de Copa Sudamericana, visitaba a Universidad Católica. En la ida en Avellaneda fue un corto 1-0 para el Rojo, que dejaba la serie abierta para lo que pasara esta noche en los 2850 metros sobre el nivel del mar.

Inicio accidentado, Independiente dosificando esfuerzos, Católica moviendo la pelota sin rumbo fijo, además de la prematura lesión de Cecilio Domínguez que tuvo que salir reemplazado por Bustos. Muy cortado por las incidencias.

Hasta que al minuto 17, un supuesto pisotón de Franco a Chalá en el área que mandó revisar el VAR y el chileno Piero Maza cobró penal. Bruno Vides lo cambió por gol y la Católica iguala la eliminatoria.

Independiente acusó el golpe recibido, Amarilla cabeceó en la siguiente en el área y tuvo que responder Campaña. Y cuando parecía que Católica se acomodaba al partido, De Los Santos es expulsado por doble amonestación. Otro vuelco en el partido.

Un error de Amarilla que tomó Benítez y se apuró en el remate, se la dio al cuerpo del arquero Galíndez. Independiente con uno mas, empezaba a avisar en el partido. Bustos, Figal y el mismo Benítez empezaban a rematar desde afuera buscando retomar la ventaja.

Los ecuatorianos arrancaron con todo en el segundo tiempo: corrida de Chalá y tras el centro, Amarilla falla el cabezazo y se va al lado del palo. Fue clarísima para el local que a pesar de estar con uno menos, Católica fue a buscar el triunfo en el global.

Pero en la siguiente, el Rojo encontró el empate en el partido: centro de Bustos para Martín Benítez, que apareció de 9 y de cabeza convertía el empate, que primero había sido anulado por el línea pero luego convalidado por el VAR. 1-1 y ahora Católica tenía que meter dos goles para pasar.

Los locales con 10, el único argumento futbolístico eran las corridas de Walter Chalá cuyos centros cruzados traían problemas a la defensa. Pero no mucho más en ese momento.

Y como si fuera poco, el Rojo encontró el segundo gol y el pase a cuartos: pase de mediavuelta de Chávez para dejar mano a mano a Pablo Hernández contra el arquero y el 'Tucu' definió excelente para el 2-0.

Pero Walter Chalá obtuvo su gol merecido: Cambió de lado y con pura potencia supera a Silva y define cruzado e imposible para Campaña. 2-2 y a 10 del final, ponía una mínima esperanza para los locales.

Los últimos minutos fueron frenéticos: Católica adelantó todas sus líneas e Independiente tuvo espacios para el contragolpe. Chávez erró un mano a mano claro para cerrar el partido. Por el otro lado, el Rojo suspiró luego de un córner que Campaña dio rebote y Edinsón Carcelén erró de manera insólita. Pudo ser el 3-2 para los ecuatorianos y ponerse a un gol faltando cinco minutos.

Católica empujó contra su arco a Independiente, y Lus Amarilla agarró uno de los trantos centros cruzados y sacó una volea imposible para Campaña en tiempo de descuento. A falta de cuatro, se pone a un gol de una remontada increible.

Pero ya no hubo tiempo para más en Quito. Ahora Independiente enfrentará a otro ecuatoriano y volverá a Quito en cuartos de la Sudamericana: Independiente del Valle será su rival.