Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Liga Chilena

SAN LORENZO

El Gasómetro, la tierra santa azulgrana en Boedo

Así fue la historia del emblemático estadio, que existió hasta 1979, cuando la Dictadura obligó al club a cerrarlo y malvender sus tierras. Hoy el Cuervo vuelve a casa.

El Gasómetro, la tierra santa azulgrana en Boedo
Revista La Soga

El Gasómetro, popularmente conocido con ese nombre debido al parecido que tenía su estructura exterior con los gigantescos depósitos de gas licuado, conocidos como gasómetros, fue la primera casa de San Lorenzo. Previo a su construcción, existió en ese lugar una chacra perteneciente al colegio María Auxiliadora y que, por gestiones del Padre Lorenzo Massa -fundador de la institución- fueron adquiridas por el club.

El primer partido en ese estadio con capacidad para 75.000 espectadores había sido el 7 de mayo de 1916 por el campeonato oficial de AFA, San Lorenzo derrotaba 2-1 a Estudiantes de La Plata. De ahí en mas, fue la sede central de la vida en el club: además del fútbol, se practicaba básquet, patín, natación, entre otras disciplinas.

Pasadas las décadas, ante el fin de la vida útil del Gasómetro y el crecimiento social del club, demandaban otro estadio a la altura. San Lorenzo conseguía el predio de Cruz Pedernera, donde actualmente está la Ciudad Deportiva y el Pedro Bidegaín, donde hoy hace de local.

Paulatinamente, el Cuervo fue sacado de Avenida La Plata, hasta que llegada la dictadura Militar, con Osvaldo Cacciatore como intendente designado por la Junta, concretó la salida de San Lorenzo, obligando a malvender las tierras y clausurar definitivamente el estadio. El último partido fue un 0-0 ante Boca el 2 de diciembre de 1979. Era pura tristeza entre los hinchas.

El predio luego nunca cumplió con los propósitos que en principio habían esgrimido: nunca se abrieron las calles Avelino Díaz y Muñíz. En 1985, la empresa Carrefour adquiría las tierras por cinco veces mas el valor que el club lo había vendido.

Pero luego, tras la insistencia del pueblo sanlorencista mediante la ley de restitución histórica promovida en 2012, y la compra de los bonos de "metros cuadrados", el Cuervo vuelve a casa en el futuro y rebautizado Estadio Papa Francisco (por el fanatismo del Pontífice a la institución), para emoción de sus hinchas y de varias generaciones que desearán volver a ver un partido en Avenida La Plata. El sueño ya no es quimera, y pronto, se hará realidad.