GIMNASIA

El Lobo anda suelto

El Lobo anda suelto

Después de que el Indio Ortiz asumiera como DT de Gimnasia, el Lobo se ha convertido en uno de los equipos más complicados de tratar de Argentina.

Un Lobo anda suelto por Argentina. Gimnasia y Esgrima La Plata se ha convertido, desde que Hernán Darío Ortiz se hizo cargo del equipo, en uno de los equipos más rocosos del país. Buen juego, pasión, garra y solidez son los valores que el Indio le ha otorgado al conjunto platense. El Lobo se impuso en los octavos de final de la Copa de la Superliga a Defensa y Justicia y se verá las caras con Argentinos Juniors en cuartos. En la ida los del Indio Ortiz ganaron 1-0 en el Bosque con gol de Santiago Silva, y en la vuelta lo hizo por 2-0 en Florencio Varela con tantos de Jan Hurtado y Maxi Comba. El Lobo se ha consolidado como una de las sensaciones del fútbol argentino.

Ortiz cogió las riendas de Gimnasia en febrero con el equipo en una situación complicada. Justo después de una derrota contra Defensa y Justicia en la fecha 19 de Superliga, Pedro Troglio abandonaba el Bosque con unos números que no invitaban al optimismo. De los últimos 9 partidos de la Superliga al mando de Troglio, el Lobo sólo ganó uno (ante Tigre como local) y empató el restante (con Huracán también en el Bosque). El conjunto platense se encontraba cerca del descenso y si las cosas no cambiaban, el futuro pintaba muy negro.

El Indio debutó con empate a cero frente a Aldosivi y poco a poco fue dotando al equipo de una identidad clara. Los jugadores cada vez fueron entendiéndose mejor y sus estrellas comenzaban a brillar. La defensa empezó a mostrarse más segura, el mediocampo está consolidado y los creadores de juego se encuentran cómodos y, a pesar de que no son un equipo muy goleador, llegan con peligro y los Jan Hurtado, Faravelli, Santiago Silva y compañía se han convertido en un verdadero quebradero de cabeza para los rivales.

En 11 partidos disputados bajo los mandos de Ortiz, Gimnasia ha ganado en 7 ocasiones, ha empatado 2 veces y ha perdido otros 2 encuentros (el clásico platense y frente a Newell's en la ida de la primera ronda de la Copa de la Superliga). Además, ha marcado un total de 12 goles (una media de un gol por partido) y ha encajado 6, dejando en 6 ocasiones la portería a cero.

El mayor despliegue de calidad del Lobo pudimos verlo en la vuelta de la primera ronda de la Copa de la Superliga frente a Newell's. El conjunto platense había caído en la ida 1-0 como local y en Rosario consiguió darle la vuelta a la eliminatoria ganando con un contundente 1-3. Ante Defensa y Justicia, Gimnasia se mostró como un equipo compacto y muy rocoso, que ejerce una gran presión al rival y que desquicia con su solidez defensiva.