SUPERCOPA ARGENTINA

Jeremías Ledesma, el muro canalla

Ledesma, arquero de Rosario Central y pretendido por Boca, es una de las principales armas del Canalla para ganar la Supercopa Argentina ante el Xeneize.

Jeremías Ledesma, arquero de Rosario Central.

Si hay un nombre que ha sonado con fuerza en los últimos días en Argentina es el de Jeremías Ledesma. El arquero es una de las principales bazas de Rosario Central para ganar esta noche a Boca Juniors en la Supercopa Argentina y se ha convertido en el portero más deseado del mercado de fichajes.

Aunque renovó su contrato con el Canalla hasta 2022 a finales de marzo, habría dos equipos dispuestos a pagar una buena suma de dinero por hacerse con sus servicios en junio: Boca y River. Los dos gigantes del fútbol argentino han puesto a Ledesma el primero en su lista de prioridades. Andrada y Armani podrían salir después de la Copa América y quieren tener las espaldas bien cubiertas para evitar que se note en exceso su marcha. 

El arco de Rosario Central lleva dos años bien custodiado. Jeremías Ledesma debutó en Primera División en 2017 con el conjunto canalla y, desde entonces, no se ha bajado de la titularidad. Es una de las piezas clave de los rosarinos y su seguridad y espectaculares atajadas sirvieron al elenco auriazul para proclamarse campeón de la Copa Argentina 2018 frente a Gimnasia y Esgrima La Plata.

El de Pergamino se ha ganado por completo a la hinchada Canalla, que ya lo piden para la Selección Argentina. Incluso algunos destacados del fútbol argentino como Ubaldo Fillol, arquero campeón con la Selección Argentina en el Mundial 1978, lo piden como uno de los tres arqueros que deben estar en la Copa América de Brasil. Su presencia en el torneo revalorizaría su figura y lo situaría en la órbita mundial. De momento, Boca y River son los dos equipos que se han fijado en él, pero Ledesma mantiene los pies en la tierra y afirma que su cabeza "está en Central".

A sus 26 años, el arquero ha demostrado desde el primer día que vistió la camiseta de Rosario Central una madurez propia de un veterano. En la pasada Superliga, fue uno de los porteros que más paradas realizó, convirtiéndose en una de las figuras de mayor rendimiento del campeonato y en la única insignia destacable proveniente de la reserva del Canalla.

Los rosarinos quieren que Ledesma continúe en el plantel, motivo por el cual firmaron su renovación y le subieron tanto el contrato como la cláusula de rescisión, pero los resultados del equipo no invitan a quedarse. Después de ser eliminados por Aldosivi en la primera ronda de la Copa de la Superliga, esta noche, Rosario Central y Ledesma tendrán una nueva ocasión de tocar el cielo si ganan la Supercopa de Argentina a Boca Juniors, motivo por el que el arquero podría decidir quedarse en Rosario.