Competición
  • Liga Argentina
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Premier League
  • Liga Chilena

RIVER - BOCA

Una operación policial antes del River-Boca pudo ser el detonante del ataque

Una operación policial llevada a cabo el viernes contra el líder de una barra brava podría ser el motivo de la venganza contra el autobús de Boca.

El fútbol vivió ayer otro capítulo de vergüenza. Lo que debía ser una fiesta mundial con el enfrentamiento más apasionado entre clubes en este deporte terminó por transformarse en horas de sonrojo por unos personajes que manchan el fútbol por culpa del dinero.

La conclusión más rápida es generalizar y cargar contra la afición de River Plate por el ataque al autobús de los jugadores de Boca Juniors cuando ingresaban al Monumental, pero a poco que se rasque se puede deducir que todo proviene del negocio de las barras bravas del fútbol argentino. El presidente de River parecía tenerlo claro mientras la Conmebol tensaba la cuerda para que el partido se disputase. "La verdad es que es lamentable. Es increíble que la custodia que debía tener Boca no se dio como debía. Por cinco o diez inadaptados nos privamos el mundo de ver un River-Boca", expresó D'Onofrio.

La realidad es que el operativo falló. Así lo reconoce el secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro, pero todo parecía orquestado, al parecer, por la barra brava ‘Los Borrachos del Tablón’ y la pasividad de la policía. En los vídeos se ve claramente cómo numerosos hinchas de River esperaban al autobús de Boca en la calle Monroe, que no estaba acordonada por las autoridades. Fue ahí donde se lanzaron todos los proyectiles hacia el micro xeneize.

Este grupo, de los más temidos del fútbol argentino, quería resarcirse de la operación policial que les dejó el pasado viernes sin 300 entradas destinadas para la reventa y sin 7.000.000 de pesos (165.000 euros). Ese día, el fiscal Norberto Brotto, con la autorización de la jueza Patricia Larocca, ‘cazó’ al líder de Los Borrachos del Tablón, ‘Caverna’ Godoy, y frustró un suculento negocio.

Pero las evidencias obtenidas no sirvieron para que el líder de la barra brava pudiera ingresar en prisión y a las horas quedó en libertad, aunque inhabilitado para ingresar en el trascendental choque del sábado. Un castigo fácilmente salvable porque Godoy se las ingeniaría para conseguir entrar al Monumental con el DNI de otra persona, como suelen hacer en este tipo de situaciones tal y como informó el periodista especializado en este tipo de hinchadas Pablo Carrozza.

La detención del líder de LBDT y la incautación de entradas, dinero y ropa oficial de River es lo que habría llevado a sus ‘afiliados’ a mostrar su enfado antes de la final, tal y como piensa la propia directiva de River. Pero el club Millonario todavía no ha explicado cómo Godoy se hizo con 300 entradas intransferibles para la final.

No es la primera vez que el club y la barra brava evitan el conflicto. En marzo, el líder de Los Borrachos del Tablón ya fue detenido por algo parecido. En aquella ocasión le detuvieron con 200 carnets, cuchillos y gas pimienta, pero todo quedó archivado porque River no quiso saber nada del caso.

River - Boca en vivo: Final Copa Libertadores 2018, en directo

Artículos requisados en la operación contra la barra brava de River