Boca Juniors - River Plate

Así se cuidó la cancha de La Bombonera tras el diluvio

Así se cuidó la cancha de La Bombonera tras el diluvio

Juan Ignacio Roncoroni

EFE

No hubo lluvia durante la madrugada, hecho que amplía las opciones de jugar en Boca – River. Desde las 7 am se trabaja en el terreno de juego.

La escasa lluvia que cayó durante madrugada amplía las opciones que se pueda disputar el clásico entre Boca Juniors y River Plate, por la ida de la final de la Copa Libertadores.

Es por ello que desde temprano trabajan para mantener la cancha de La Bombonera, que ayer sufrió más de la cuenta con el diluvio que cayó durante todo el día.

A las 7 comenzaron los trabajos de los efectivos de Boca, principalmente con rodillos para evitar la acumulación de agua. A los rodillos se sumaron la utilización de varillas para realizar mínimos agujeros en la cancha, con el objetivo de “dar respiro” al césped. Por otro lado, se aprovechó el momento para repitar las líneas del césped.

Todo se complementó con las lámparas que tradicionalmente utilizan los xeneizes para la mantención del césped, tal como lo confirmó ayer Chiqui Tapia, presidente de la AFA. A ello se sumó la utilización de secadores gigantes, que se utilizaron principalmente en las bandas.

La gran duda surge con lo que pasará en las próximas horas, pues se espera que desde el mediodía vuelva a llover en Buenos Aires, algo que solo se confirmará con el paso de las horas.

El duelo está programado para las 16:00 horas; a las 12:00 se abrirán las puertas del estadio, mientras que Conmebol se reunirá antes del mediodía para determinar el futuro del partido.