HURACÁN-BOCA

Boca sigue sin ganar fuera

El equipo sumó un punto pero acumula dos encuentros consecutivos sin anotar. Guillermo rotó al equipo, Gago volvió pero la actuación global no fue buena.

GUSTAVO ORTIZ

El equipo sumó un punto pero acumula dos encuentros consecutivos sin anotar. Guillermo rotó al equipo, Gago volvió pero la actuación global no fue buena.

Boca volvió a evidenciar sus problemas como visitante y no pasó del 0-0 en cancha de Huracán ante de viajar a Asunción para confirmar el pase a cuartos de la Copa Libertadores. El equipo mostró muy poca pegada y la mejor noticia fueron los noventa minutos de Fernando Gago sobre el campo o el rendimiento del joven Almendra. El Globo dejó buenos momentos, jugando de tú a tú hasta el final.

Guillermo dejó en el banco de suplentes a hombres muy importantes como Nández, Cardona o Ábila y dio la oportunidad a jóvenes como Balerdi, que interesa al Barcelona, Almendra y a Gago, que regresaba tres meses después de su lesión.

En la primera mitad el Globo trató de llevar siempre la iniciativa pero apenas remató con peligro, mientras que en Boca no aparecían los hombres más resolutivos y en tres cuartos de campo el equipo se mostró muy impreciso. Muy pocas ocasiones de gol y problemas para dar velocidad al juego en ambos conjuntos.

Tras el descanso Guillermo no realizó variantes pero sí que el equipo trató de mostrar un ritmo superior en ataque. Aun así, los pases finales no resultaban y Díaz vivía tranquilo bajo palos. La ocasión más clara fue para Mancinelli, que cabeceó un tiro de esquina que no se coló por centímetros.

Pasada la hora de juego el técnico xeneize realizó la primera variante. Dio entrada a Wanchope y sacó a Villa. Sin embargo, el peligro lo generaba el Globo, sobre todo con el desborde de Garro por la izquierda. Por ese motivo, Guillermo no tardó en dar entrada a Cardona por Zárate. Y nada cambió en el ataque de Boca.

 En el tramo final fue el equipo local quien llevó más peligro. La movilidad de sus atacantes generó peligro pero faltó culminar con remates peligrosos. En Boca, las transiciones rápidas quisieron inquietar pero sólo un disparo de Buffarini lejano inquietó a Díaz.

0 Comentarios

Normas Mostrar