SELECCIÓN

El torneo de L'Alcúdia, un problema para los clubes

El torneo que se juega en la ciudad valenciana es un problema para los clubes argentinos y sus entrenadores, que se encuentran en plena pretemporada.

0
El torneo de L'Alcúdia, un problema para los clubes

El torneo internacional de L'Alcúdia tomó un peso importante en la actualidad de la AFA y la selección argentina de fútbol en las últimas semanas. Si en principio fue una estrategia de Tapia y Angelici para desgastar a Sampaoli, que tenía la obligación de ir a entrenar a la sub-20, ahora es un problema para los clubes que tienen que ceder los jugadores.

El ejemplo más claro es el de Agustín Almendra. El jugador de Boca es uno de los 4 convocados del club 'Xeneize' por Scaloni y Aimar y hay un conflicto de intereses porque Guillermo Barros Schelotto no quiere dejar ir al joven centrocampista. El 'Mellizo' cree que es un jugador importante en el plantel y, tras la lesión de Fernando Gago, puede tener un protagonismo importante.

Otro jugador de Boca, con más rodaje en primera como es Gonzalo Maroni, también puede ser importante para Barros Schelotto, aunque en este caso el técnico sería más flexible. Según varias informaciones, la idea del presidente de Boca, Daniel Angelici, es ceder todos los jugadores que el cuerpo técnico precise. 

Por parte del máximo rival de Boca, River Plate, la cosa no está tan clara. En la convocatoria no hay ningún jugador 'millonario' y es algo extraño en las categorías inferiores de la selección. Santiago Sosa y Cristian Ferreira son dos jugadores que han debutado a las órdenes de Gallardo y están en consideración para el cuerpo técnico. Estos dos jugadores son de gran nivel y es extraño que no estén en la nómina oficial.

El caso de Facundo Colidio es diverso. El ex jugador de Boca y ahora del Inter de Milan se encuentra en Italia realizando la pretemporada a las órdenes de Spalletti. Si todo sigue su marcha, el joven delantero se uniría a la expedición albiceleste una vez esta esté en España, pero todavía hay dudas. Desde el club 'neroazzurro' no han tomado una decisión firme sobre si lo liberarán o no, algo que se espera en el día de mañana. 

Recordamos que este tipo de torneos no están reconocidos por la FIFA, por lo tanto los clubes no tienen la obligación de ceder a los jugadores.