NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TURQUÍA

Icardi vuelve a rugir a base de goles

El delantero argentino ha marcado ocho goles en sus últimos seis partidos de la Süper Lig. Sus goles mantienen más líder que nunca al Galatasaray.

Icardi vuelve a rugir a base de goles

Si en algún motivo los goles esquivaron a Mauro Icardi, su presente está haciendo que el curso del fútbol vuelva a ser el que le llevó a ser letal dentro del área. El argentino pasa un momento dulce en Turquía. Y lo está haciendo porque los goles vuelven a ser un motivo para que de manera individual pueda celebrar. Pero lejos del subidón anímico que puede suponer esto para el argentino, al Galatasaray le está sirviendo para ser marcar la posición del liderato de la Süper Lig turca de la mejor forma. Y todo cuando el final del campeonato acecha y la sombra de un posible campeón comienza a alargarse.

El ex del PSG se encuentra entre los máximos goleadores del campeonato, pero su racha actual es lo que avala su estado de forma tan bueno. Son ocho goles en los últimos seis enfrentamientos de su equipo en la primera división del país. Unas cifras destacables que le han hecho alcanzar los 17 tantos en un campeonato nacional. No se acercaba a estos números desde que estaba en el Inter, donde sigue teniendo su mejor rendimiento de cara a la finalización (en tres cursos superó los 20 goles).

Y aunque se podría decir que Icardi los está marcando de todos los colores, lo cierto es que lo que está demostrando de nuevo es lo letal que puede llegar a ser dentro del área. Algo que siempre le caracterizo y da todo el sentido del mundo al apodo que le pusieron cuando ni si quiera la opción de ser un futbolista profesional estaba presente. “El Buitre”, porque Mauro siempre fue un delantero que parecía sobrevolar el área a la espera de que le llegara la pelota para introducirla dentro de la portería.

Después de sus vaivenes dentro del fútbol francés mientras estuvo en París, donde no llegó a encontrar nunca su sitio, Turquía no ha sido tan mala opción para reencontrarse. Para relacionarse de nuevo con un camino que le lleve a hacer lo que mejor sabe: rematar y marcar goles, ser letal finalizando. Y para también volver a rugir con sus celebraciones, llevándose las dos manos a sus orejas esperando que el público sea el eco del grito que pueda soltar cada vez que cambia el marcador para su equipo.

Quién sabe si su futuro seguirá estando en Turquía llegado a los 30 años. El delantero argentino, al menos, ha encontrado de nuevo la comodidad en el fútbol. Icardi ya dejó abierta la puerta a una posible continuidad dentro del Galatasaray, ahora habrá que ver qué sucede con ambas partes cuando finalice la temporada.